El filme 'Maixabel' parte como una de las favoritas en los Goya con 14 candidaturas

Solo le supera 'El buen patrón', película de Fernando León de Aranoa, que ha obtenido 20 nominaciones en los premios

29.11.2021 | 11:44
Blanco Portillo, nominada a mejor actriz, se pone en la piel de Maixabel Lasa, viuda de Juan María Jáuregui, político guipuzcoano asesinado por ETA en el año 2000.

"Por una vez iré tranquila a los Goya, hacer Maixabel ya ha sido un premio", aseguraba Clara Bilbao, directora de vestuario bilbaina experimentada en alzar cabezones, que desde ayer atesora una nominación más gracias a la película dirigida por Icíar Bollaín. El filme que cuenta la historia de Maixabel Lasa ha obtenido 14 nominaciones en los Premios Goya en una edición en la que El buen patrón, de Fernando León de Aranoa, partirá como favorita tras haber acumulado 20 nominaciones. A estos dos trabajos les siguen como favoritas Madres paralelas, de Pedro Almodovar, con ocho nominaciones; Mediterráneo, de Marcel Barrena, con siete nominaciones; y Libertad, ópera prima de Clara Roquet, que ha logrado seis candidaturas. Todas las mencionadas competirán en la categoría de mejor película.

A diferencia de Clara Bilbao, que ya suma en su haber dos Goya por Blackthorn (2012) y Nobody wants the Night (2016), para Urko Olazabal es su primera nominación a los Goya. El actor bilbaino es candidato a alzarse con el premio al mejor actor de reparto, un galardón que disputará con tres intérpretes de El buen patrón: el gasteiztarra Fernando Albizu, Celso Bugallo y Manolo Solo. "Reivindico que los actores de mi edad tienen que tener un hueco para que no aparezcan siempre las mismas caras en el cine", expresaba ayer lunes el actor de 43 años que con este papel en el que interpreta a Luis Carrasco, uno de los asesinos de Juan María Jauregui, también ha conseguido nominaciones en los premios José María Forqué y en los Feroz.

"Me pilla en un momento de mi vida en el que estoy feliz por lo que he conseguido. Esto es como una guinda que me hace vivir más intensamente", aseveraba ayer el actor que dirige la escuela de interpretación Bizie en Bilbao. Precisamente, Olazabal se enteró de su nominación mientras veía la retransmisión que estaba realizando uno de sus exalumnos en Internet. "Los premios están muy bien pero a mí me interesa el seguir haciendo cine y seguir interpretando papeles", indicaba el actor, para el que Maixabel no es una película cualquiera. "Conocer a Icíar Bollaín ya me pareció un premio. Y que me dijeran que iba a trabajar con Luis Tosar y Blanca Portillo fue increíble", apuntaba, sobre los dos intérpretes que también están nominados.

Urko Olazabal admite que no se le ha hecho complicado sumergirse en la atmósfera que impregna la película al haber sido testigo del pasado de la izquierda abertzale y de la violencia de ETA. "No me ha sido tan lejano en ese sentido, pero sí por el hecho de tener que interpretar a alguien que ha matado", señalaba el actor, que se entrevistó con Luis Carrasco para preparar su interpretación. "Vi que no trataba con eufemismos el tema. De ahí que enseguida encontré el vínculo: él hablaba de asesinato y para mí también lo era", relató el actor, que está viviendo un momento tranquilo y, a la vez, fascinante.

También como vasca, para Clara Bilbao Maixabel es un filme muy especial. "El problema del terrorismo en el País Vasco es de todo el país, pero el relato de la violencia desde el punto de vista vasco es mucho más profundo", consideraba la diseñadora de vestuario, que anteriormente ha trabajado en la adaptación de Patria, con una temática similar. "Estoy muy contenta por el proyecto en sí y por la gente que ha participado en él. Es de esas películas que las haces con mucho más corazón", aseguraba Clara Bilbao, quien considera que el trabajo de Bollaín, nominada a mejor dirección, habla "de la esperanza, la reconciliación y de un futuro pacífico".

En cuanto a su labor, centrada "en volver atrás para recrear tiempos no muy lejanos", aseguró que el reto consistía en "no superponerse a la narrativa del texto". En esa labor, apuntó que trató de distinguir los personajes del mundo de Maixabel del de los etarras. "El desafío consistía en diferenciarlos muy claramente pero al mismo tiempo tratar de que pasara desapercibido", reflexionó la diseñadora de vestuario, para la que ha sido "una sorpresa que hayan valorado películas que no son tan llamativas a nivel de vestuario". A pesar de ello, en esta ocasión no cuenta con alzar la estatuilla, pero desea que Maixabel pueda llevarse "premios en categorías muy relevantes", lo que la haría sentirse "muy orgullosa".

El largometraje aspira en total a 14 premios. Además de los mencionados competirá en categorías más técnicas como dirección de producción, montaje, dirección artística, maquillaje y peluquería, sonido y música original. La presencia vasca en los Goya también se notará en el apartado de mejor película de animación, en la que compite Salvar el árbol (Zutik!), de Haizea Pastor e Iker Álvarez.

Otros nominados


En la gala que se celebrará en el Palau de las Arts de Valencia el próximo 12 de febrero, el filme de Aranoa, que también representa a España en la carrera por el Oscar a la mejor película internacional, partirá como favorita tras batir el récord histórico de nominaciones que hasta ahora ostentaba Días contados (1994), un trabajo de Imanol Uribe que consiguió 19 nominaciones. "Vamos a ser cautos, soy del Aleti y sé lo que es llegar a un par de finales de la Champions y volver a casa igual", aseguró ayer en la sede de la Academia del Cine el director, que ha conseguido que su película esté nominada en casi todas las categorías, incluida mejor película, dirección y guión original.

El protagonista de El buen patrón, Javier Bardem, competirá como mejor actor protagonista con otros tres pesos pesados como son Javier Gutiérrez, por La hija; Luis Tosar, por Maixabel y Eduard Fernández, por Mediterráneo. Mientras tanto, el Goya a la mejor actriz protagonista se lo disputarán Emma Suárez por Josefina, Blanca Portillo por Maixabel, Penélope Cruz por Madres paralelas y Petra Martínez, que con La vida era eso ha logrado la primera nominación de su carrera a los 77 años.

En mejor actriz de reparto es Madres paralelas la que acapara las nominaciones: Aitana Sánchez Gijón (finalista por primera vez) y Milena Smit se enfrentarán a Sonia Almarcha por El buen patrón y Nora Navas por Libertad. En la categoría de mejor actor revelación hay dos candidaturas de El buen patrón: Óscar de la Fuente y Tarik Rmili, frente a Chechu Salgado nominado por Las leyes de la frontera y Jorge Motos por Lucas. Y en actriz revelación, Almudena Amor por El buen patrón se disputará la estatuilla con Ángela Cervantes por Chavalas, Nicolle García por Libertad y la gasteiztarra María Cerezuela por Maixabel.

noticias de deia