La Sexta estrena otra temporada de ‘El jefe infiltrado’

La fundadora alimenta a terneras y cerdos, remueve excrementos y corta piezas de carne

09.02.2020 | 02:38

La fundadora alimenta a terneras y cerdos, remueve excrementos y corta piezas de carne

bilbao - Esta etapa empieza adentrándose en Abrasador, una empresa de vanguardia en la industria cárnica. Mari Carmen Ramírez, socia fundadora, se infiltra entre sus trabajadores para comprobar si respetan las normas que impone la marca. Bajo una identidad falsa comprobará que a algunos les falta paciencia, que tienen más tiempo para ligar que para trabajar, que otros cargan el peso del trabajo en el aprendiz y conocerá historias ante las que no podrá contener las lágrimas. La carne es el alimento preferido de los españoles para sus comidas y cenas, pero no todas las carnes son iguales. El principal valor de Abrasador es la calidad. Esta empresa se caracteriza por tener cortes únicos y exclusivos que no se pueden conseguir en ningún otro sitio, por lo que esta jefa infiltrada jamás perdonaría que la carne no se trate como ella marca. Mari Carmen tiene las cosas muy claras y está dispuesta a hacer todo lo necesario para descubrir lo que hay dentro de su empresa.

vegana La jefa se infiltrará como Sara Melo, una joven vegana y bloguera que participa en el falso concurso Toca sufrir para intentar superar su aversión a la carne. Si lo consigue, ganará una beca para cumplir su sueño: formarse como influencer. Se infiltrará en la finca donde se crían las terneras y los cerdos ibéricos, que son la materia prima de los restaurantes Abrasador, para ver en qué condiciones vive y se alimenta su ganado. Pero se encontrará con un empleado con el que tendrá que ajustar cuentas ya que, a pesar de haber sido amable con ella, no cumple con las reglas en el cuidado del ganado y ha puesto a la jefa infiltrada en situaciones de peligro. En la sala de despiece quiere comprobar cómo pueden corregir algunas incidencias que han llegado a sus oídos sobre un trabajador un tanto despistado y carente de método de trabajo. Descubrirá que han cruzado una línea roja en uno de los establecimientos que más pedidos realiza. Y confirmará que las sospechas de que uno de sus establecimientos se está saltando las normas son reales por una cocinera que hace las cosas a su manera.