ÚLTIMA HORA
Desconvocada la marcha en apoyo a Henri Parot en Arrasate
Mesa de Redacción

Dolorosa pedagogía

25.08.2021 | 00:27
Dolorosa pedagogía

La primera respuesta que a uno le pide el cuerpo ante el nuevo régimen talibán en Afganistán es la del castigo internacional en forma de estrangulamiento económico. Y, sin embargo, este sería el mayor favor que se les podría hacer a los barbudos fundamentalistas que han demostrado históricamente que se encuentran muy cómodos en un escenario medieval suficiente para asegurar la supervivencia de los líderes tribales a costa de la miseria de sus súbditos. Los bloqueos económicos sobre las dictaduras se han revelado inútiles en demasiados casos como para pensar que esa es la salida más adecuada ante este nuevo desafío para quienes defienden la causa de la libertad, la democracia y los derechos humanos en todo rincón del planeta. Los paganos de esa estrategia de asfixia volverían a ser los ciudadanos y ciudadanas (especialmente estas últimas en el caso de Afganistán), que difícilmente entenderán y aceptarán el castigo que desde fuera se les añade al calvario que les imponen sus dirigentes religiosos y políticos. La única esperanza para que la sociedad afgana fuerce por sí misma un cambio radical en su futuro político es la pedagogía que vaya calando como lluvia fina en todo el país. Una pedagogía que requiere recorrer un camino largo, en el que por mucho que duela, deberá convivir la ayuda exterior con las barbaridades internas. La alternativa es el bloqueo y la actuación militar; es lo primero que pide el cuerpo, sí, pero es lo último que necesitan los afganos y afganas.

Blogs de Deia
Foros Deia
noticias de deia