Mesa de Redacción

Último tango, primera vacuna

23.06.2021 | 00:58
Último tango, primera vacuna

Pasar al otro lado de la muga siempre ha tenido su encanto. No hablo, desde luego, de los tiempos en que muchos vascos tuvieron que cruzar al otro lado de los Pirineos para huir de la dictadura, sino de los usos más lúdicos que llegarían más tarde. En la vertiente cultural, o así, pasar a Iparralde fue durante un tiempo una forma de contactar con el cine más atrevido, que la censura franquista rechazaba sin siquiera visionar (o sin confesar, al menos, que se visionaba). En el ámbito gastronómico, las vísperas de Navidad eran tiempos propicios para dejarse ver por las pescaderías del norte para hacerse con unas sabrosas ostras. Cuando las grandes superficies comerciales aún no habían llegado a la Euskadi continental, las excursiones en los puentes festivos a hacer la compra en los macrocentros del otro lado provocaban considerables colas en los puestos fronterizos. Ha debido ser un impulso de ese tipo el que ha llevado a decenas de jóvenes vascos a lanzarse a la aventura de conseguir una vacuna contra el covid-19. Hasta autobuses se han organizado, dicen, para rememorar aquellos tiempos de microexilios fugaces para ver El último tango en París, reconvertido ahora en algo así como La primera vacuna en Miarritze. A mí me ha recordado a esos viajes que algunas agencias montan para conseguir implantes capilares baratos. No voy a ser yo quien critique la iniciativa de las vacunas. Solo espero que no se les caiga el pelo, metafóricamente hablando.

Más información

Blogs de Deia
Foros Deia
noticias de deia