Mesa de Redacción

No es la guerra

15.04.2020 | 00:10
No es la guerra

esto no es una guerra. Vivimos una situación muy dura que tendrá unas consecuencias sociales y económicas aún difíciles de calibrar, pero afortunadamente lo que estamos padeciendo no es una guerra. El término le puede venir bien al presidente Sánchez, de forma ya incluso machacona, para enfatizar lo grave de la coyuntura, pero no deja de ser un menosprecio al padecimiento de millones de personas que a día de hoy viven en países en guerra, a las que además les ha caído en desgracia la pandemia, que no conoce de barreras geopolíticas. Una guerra está provocada por intereses políticos, económicos, étnicos... y por tanto obedece a la voluntad de unos seres humanos situados en la cúspide del poder de sus respectivos países. Esa voluntariedad, maquillada siempre con discursos que hablan de lo inevitable de la confrontación bélica, hace aún más dolorosa la situación de las personas que la padecen. En una guerra la crueldad humana toca siempre sus cotas más elevadas y la miseria se extiende como una mancha de aceite entre la población. Una guerra puede acabar en un segundo si una o varias de las partes contendientes lo deciden, pero lo habitual suele ser que se prolongue durante años. Llevamos un mes de confinamiento, está siendo duro, sí, y nos preparamos para otro tanto, pero si nos comparamos con los pueblos que viven en estado de guerra, somos unos privilegiados. Efectivamente, son cosas distintas, pero precisamente por eso, que no las llamen igual.

Blogs de Deia
Foros Deia
noticias de deia