Biribilketa

Ser o no ser Europa

09.10.2021 | 00:21
Ser o no ser Europa

DESDE que el euroescepticismo ganó su primer gran ofensiva contra el modelo sociopolítico de convivencia y corresponsabilidad en Europa provocando la salida del Reino Unido del club de la Unión Europea, busca nuevas batallas para debilitar un sistema que ha permitido asentar el mayor período de paz, libertad y protección de los derechos humanos que existe en el mundo.

Polonia es el campo de esta nueva batalla que pretende disgregar un espacio socioeconómico compartido con derechos y libertades aún por construir. Ya fracasó el impulso con la imposibilidad de añadir una carta social de derechos al proceso, lo que frustró la Constitución Europea. La vuelta de tuerca más reciente busca desautorizar los parámetros de justicia europea y no someterse a ellos, lo que equivaldría reducir la Unión a un mercado de libre tránsito de mercancía material, humana o financiera que aproveche con fines poco confesables el desequilibrio contante de derechos y libertades civiles no homogeneizado.

La misma claridad con la que percibimos que la imposición de leyes que consagren la desigualdad en Afganistán no se justifica con una presunta tradición cultural islámica o una cosmovisión diferente, no hay en la tradición cultural judeocristiana que se reconoce como uno de los ejes del humanismo europeo argumento que sustente un modelo jurídico desigual, xenófobo, discriminador por razón de sexo, culto u orientación sexual que no se someta a la protección europea de derechos individuales y colectivas. Hace ya tiempo que esto va de ser o no ser Europa. Que va de atrincherarse, si es preciso, en valores de respeto, igualdad y democracia. Y, las dudas o reproches sobre la oportunidad o virtud de estos valores, los esgriman desde la derecha o desde la izquierda, sitúan a quien los proyecta fuera de la Unión. Con viento fresco.

Más información

noticias de deia