Curiosidades del sorteo de la lotería del Niño

En sus más de 140 años de historia, el tradicional sorteo ha sido testigo de divertidas anécdotas

31.12.2020 | 12:13
Un lotero vende un décimo de la lotería del Niño.

El origen del sorteo de la lotería del Niño se remonta a 1879, cuando la acaudalada duquesa María del Carmen Josefa Victoriana Hernández y Espinosa de los Monteros se sacó de la manga una rifa para construir un hospital infantil en Madrid. Ironías del destino, la duquesa murió en la más absoluta miseria.

Esta rifa se ha mantenido hasta la actualidad como la lotería del Niño (oficialmente como tal desde 1941) y en todos estos años repartiendo premios acumula anécdotas y curiosidades, algunas de las cuales os contamos a continuación.

En el primer sorteo oficial de la lotería del Niño se imprimieron 4 series de 42.000 billetes cada una, a 15 pesetas el décimo. Ese año 1941 el primer premio fue el 23.594, que cayó en Sevilla.

El año 1999 fue el primero en que se celebró el sorteo el día 6 de enero, hasta entonces se venía celebrando la víspera de reyes. Ese mismo año también se introdujo el sistema de bombos que conocemos en la actualidad.

Madrid es la ciudad donde más veces ha caído el primer premio del Niño, en 76 ocasiones, seguida de Barcelona ( 47).

El sorteo se celebra en Madrid pero en dos ocasiones ha salido de la capital española: en 2012, que se organizó en Cádiz por el aniversario de la Constitución de 1812 y los 200 años de historia de la Lotería Nacional, y en 2017, cuando tuvo lugar en Ávila con motivo del Año Jubilar Teresiano.

El cero es la terminación que más veces se ha repetido en el sorteo, hasta en veinte ocasiones. En cambio, el tres es la terminación menos afortunada (en 2015 fue la última vez que salió tras 30 años).

Una de las anécdotas mas comentadas ocurrió en 1977. Julio del Fresno tenía una participación premiada con 100.000 pesetas que había escondido en su casa. El sitio donde tenía guardado el boleto premiado fue asaltado por unos ratones que dieron buena cuenta de él.

Otra anécdota muy recordada es la del abogado estadounidense que intentó denunciar el sorteo ante organismos internacionales porque pensaba que se sorteaba un niño real.

En otra ocasión, un lotero vendió un número premiado pocos minutos antes de que saliera de los bombos en la misma puerta del lugar donde se celebraba el sorteo.

En el siguiente buscador puedes comprobar tus décimos de la lotería del Niño.

noticias de deia