EH Bildu equipara el tándem PNV-PSE con "más recortes"

La coalición lleva la crítica al gobierno del pacto frente al hospital de Txagorritxu

08.07.2020 | 00:10
Jasone Agirre, Rebeka Ubera y Eva Blanco comparecieron ayer ante el hospital de Txagorritxu.

bilbao – La candidata de EH Bildu por Gipuzkoa Rebeka Ubera afirmó ayer que "la coalición PNV-PSE, Urkullu-Mendia, es garantía de más recortes" y que su candidatura es la "única" que garantiza "que no habrá recortes en sanidad". Ubera y la cabeza de lista de la coalición soberanista por Bizkaia, Jasone Agirre, celebraron un acto de campaña electoral frente al hospital de Txagorritxu, donde, recordaron, "empezó la pandemia en Euskal Herria".

La candidata guipuzcoana criticó los "recortes" del Gobierno vasco en Osakidetza durante los últimos años, "recortes denunciados por todos los sindicatos sin excepción", y señaló que "con Urkullu en la Lehendakaritza la inversión pública en sanidad ha bajado del 5,12% al 4,78% del PIB", un descenso que ha tenido "consecuencias evidentes y que ha impedido hacer frente al covid-19 de la mejor manera posible".

Además, Ubera avisó de que "no es momento de meter la tijera en Osakidetza, sino de invertir en la sanidad pública", reforzando el Servicio Vasco de Salud con "medios humanos y materiales, como reclaman sus profesionales".

A tal fin, "y para que Osakidetza vuelva a ser lo que fue", propuso, entre otras medidas, "poner fin a la precariedad consolidando 7.000 puestos de trabajo y reforzar la Atención Primaria con 300 nuevos profesionales". "Son medidas necesarias para que Osakidetza sea de nuevo un sistema sanitario público y puntero, para lo cual hay que convertir los aplausos de las ocho en recursos humanos y materiales para la sanidad pública vasca", señaló.

Un riesgo latente Por su parte, Agirre recordó que el coronavirus sigue presente, por lo que se deben mantener las precauciones ya que, como ha ocurrido en Lleida y Galicia, también en Euskadi "existe el riesgo de tener que volver al confinamiento". Además, aseguró que el Gobierno vasco "debe priorizar la salud pública ante todo" y no esperar al 13 de julio, a después de las elecciones, para tomar medidas.

Agirre señaló que imágenes de sanitarios protegiéndose con bolsas de basura deberían haber conllevado un ejercicio de autocrítica por parte del Gobierno vasco.

noticias de deia