La Junta Electoral pide una campaña sin violencia

Se reunió el lunes y aprobó una declaración en la que no cita los incidentes en mítines de Vox

01.07.2020 | 00:33
La Ertzaintza protege a Santiago Abascal el sábado en Irun. Foto: Efe

La Junta Electoral de Euskadi emitió ayer una declaración en la que llama a la ciudadanía vasca a que no se produzca durante la campaña a las elecciones del 12 de julio "ninguna injerencia ni acto de violencia o coacción que suponga un menoscabo de la libertad de expresión e impidan el mensaje que las fuerzas políticas quieran transmitir".

El órgano electoral ha aprobado una declaración en este sentido en la que no hace referencia expresa a los incidentes que se produjeron durante el pasado viernes y el fin de semana en actos electorales de Vox en Sestao e Irun. En los mismos hubo escenas de tensión por las protestas de grupos antifascistas que trataban de impedir que se oyeran las intervenciones de los dirigentes del partido que preside Santiago Abascal.

La Ertzaintza tuvo que efectuar varias cargas el viernes en Sestao tras el lanzamiento de objetos por parte de las personas que había concentradas. La formación de ultraderecha denunció que uno de ellos provocó una brecha en la cabeza a la diputada Rocío de Meer. Al día siguiente, el mitin que Vox ofreció en Irun también se caracterizó por los gritos y los insultos, aunque en esta ocasión el fuerte dispositivo policial de la Ertzaintza evitó que los que protestaban accedieran a la plaza donde se celebraba el acto.

Garantizar la libertad Ante este clima de tensión, la Junta Electoral de Euskadi se reunió el pasado lunes y acordó una declaración, ya que la Administración Electoral tiene como finalidad "velar por la transparencia y objetividad del proceso electoral, el cumplimiento del principio de igualdad en el acceso a los cargos públicos y garantizar el ejercicio de las libertades públicas".

Por ello, en el documento hace un llamamiento a la ciudadanía "para que los actos electorales de todas las fuerzas políticas que concurren a las elecciones al Parlamento Vasco puedan celebrarse con plena y total libertad".

La Junta apela por tanto a que no haya "ninguna injerencia ni acto de violencia o coacción que suponga un menoscabo de la libertad de expresión e impida que el mensaje que las fuerzas políticas quieran transmitir pueda llegar a la sociedad vasca".