Una ventana abierta a la vida digital de los menores

Un informe de la UPV/EHU enmarcado en la iniciativa europea para el estudio de los menores y la tecnología (EU Kids Online) descubre los usos y abusos que hacen de la red así como los retos, riesgos y oportunidades que les plantea

09.02.2020 | 08:23
Niños y adolescentes utilizando el móvil para comunicarse, compartir fotografías o jugar ‘on line’, entre otras actividades.

EL informe Actividades, mediación, oportunidades y riesgos on line de los menores en la era de la convergencia mediática, elaborado por un equipo de investigadores de la Universidad del País Vasco, UPV/EHU, como capítulo español de la iniciativa europea para el estudio de los menores y la tecnología (EU Kids Online), muestra la vida digital de los niños y adolescentes. A partir de encuestas realizadas a un total de 2.900 chavales de entre 9 y 17 años, los resultados obtenidos ponen al descubierto aspectos muy diversos de su actividad en la red, desde el tiempo que dedican a las distintas actividades que realizan on line hasta los contenidos que consultan mayoritariamente, el ciberbullying, el visionado de imágenes sexuales, el sexting (envío de mensajes sexuales, eróticos o pornográficos) y la práctica de contactar con desconocidos.

Todo ello con objeto de contribuir a las estadísticas a nivel europeo que se recopilan y presentan desde EU Kids Online. En el caso de Euskadi, y más en concreto en Bizkaia, donde se han realizado buen número de entrevistas, los datos extraídos en el Estado pueden extrapolarse aquí, al no detectar los investigadores del informe ninguna evidencia que demuestre lo contrario.

Utilización El citado estudio, que ha contado con el apoyo del Incibe (Instituto Nacional de Ciberseguridad) refleja que tanto niñas y niños como adolescentes de entre 9 y 17 años registran un consumo medio diario de Internet de 3,1 horas. A este respecto, en cuanto al uso excesivo de Internet, un 35% admite haber usado la red sin estar realmente interesado en ello.

Los menores dedican la mayor parte del tiempo on line a comunicarse con sus familias y amistades (70%), seguido de actividades de ocio (escuchar música, 63% y ver videoclips, 55%), y a cierta distancia, la práctica de juegos on line (46%) y realizar tareas escolares (43%).

En el otro extremo se sitúan las actividades on line relacionadas con la educación o la participación cívica, que son muy minoritarias.

Riesgos Entre los aspectos más preocupantes relacionados con el uso que hacen los menores de la red cabe destacar que uno de cada tres ha sido víctima de bullying on line y off line en el último año, una práctica que afecta más a las niñas, con un aumento notable de afectados entre los 15 y 17 años. Y uno de cada cinco encuestados la ha ejercido en alguna de sus modalidades.

En cualquier caso, y pese a que el acoso escolar ha aumentado de forma notable desde 2015, el bullying cara a cara sigue siendo más frecuente que el que se produce a través de medios tecnológicos.

Asimismo, llama la atención que entre estos colectivos de menores se está implantando el visionado de imágenes sexuales a edades cada vez más tempranas. Por ejemplo, el 42% de chicas y chicos de entre 11 y 17 años ha visto imágenes de cariz sexual.

El incremento en la visualización de este tipo de contenidos en función de la edad es muy llamativo. Entre los de 11 y 12 años afecta al 25%, en los de 13 y 14 años es el 53% y entre los de 15 y 17 años se eleva al 75%.

En cuanto al sexting, tres de cada diez menores han recibido mensajes de contenido sexual. Exactamente, entre los de 11 y 12 años, lo afirma el 12%, porcentaje que alcanza el 45% entre los de 15 y 17 años.

En definitiva, uno de cada tres niños y adolescentes afirma haberse encontrado con situaciones en Internet que le han molestado en el último año. Un dato que ha crecido notablemente en relación a las investigaciones realizadas en 2010 y 2015.

Una práctica relativamente extendida es también el contacto online con desconocidos. Así lo avala el que más de la mitad de los adolescentes de 13 y 14 años lo haya hecho en el último año. En suma, el 40% de los menores de 9 a 17 años ha tenido este tipo de contactos y casi uno de cada cinco llegó a tener encuentros cara a cara con personas contactadas a través de Internet. De ellos, una muy amplia mayoría (83%) se mostró satisfecha con el resultado de tales encuentros.

Estos contactos on line con desconocidos se incrementa a media que aumenta la edad. Así, entre los 11 y 12 años lo lleva a cabo uno de cada tres; de 12 a 13 años ya más de la mitad (53%) y del grupo entre 15 y 17 años, dos de cada tres adolescentes establece estos contactos.

Contenidos negativos En paralelo, preocupan los contenidos negativos generados por los propios usuarios que ven los menores con más frecuencia. Los más vistos son los mensajes de odio contra ciertos grupos de personas (véanse otras etnias, religiones, nacionalidad u orientación sexual) (32%) y las páginas con imágenes gore o violentas (31%).

Curiosamente, el 45% de las chicas ve contenidos sobre cómo hacerse daño, frente al 25% de los chicos, a lo que siguen contenidos sosbre suicidio, delgadez extrema-anorexia-bulimia o imágenes violentas.

Respuestas al conflicto Para afrontar situaciones potencialmente conflictivas, los menores combinan diversas estrategias. Si bien los mayores son la principal fuente de apoyo (70%), es importante la mediación de padres y madres (46%). En el 57% de los casos intentan que la persona que les molesta les deje en paz, en el 56% la bloquean, el 24% cambia su configuración de privacidad y solo en un 16% de las ocasiones denuncian el problema.

Con el uso que hacen de Internet los menores encuestados queda demostrada su destreza en el manejo de las nuevas tecnologías, desde instalación de aplicaciones, gestión de listas o discriminar la información que desean compartir hasta cambiar la configuración de privacidad de sus espacios online, saber guardar una imagen, y creación, edición y publicación de vídeos. No obstante, estas últimas competencias informacionales y creativas están un poco menos extendidas.

Por su parte, las competencias críticas tienen un amplio margen de mejora, puesto que solo al 29% de las niñas y niños encuestados le resulta fácil comprobar si la información que encuentra online es veraz.

Mediación Los padres y madres tienen un papel destacado en la vida digital de sus hijos menores. Así, tienden más a dar consejos sobre el uso seguro de Internet (37%) o a prestarles ayuda cuando tienen problemas (35%) que a hablar sobre lo que hacen on line (23%) o animarles a explorar en Internet.

Con todo, una amplia mayoría de los menores (83%) encuestados afirma sentirse segura (79%) y apoyada (72%) en su entorno familiar. A este respecto, se observan variaciones significativas entre chicos y chicas, Las niñas, sobre todo en la adolescencia, reciben más atención parental, y piden y prestan más ayuda filial que ellos.

En términos generales, las estrategias de mediación restrictiva y técnica muestran valores más bajos que la habilitante, que sugiere un uso positivo de la tecnología.

Otro espacio de integración es la escuela. Siete de cada diez menores comparten sentimientos de pertenencia, seguridad y confianza.

Por último, los niños/as y adolescentes perciben muy positivamente la ayuda y apoyo que les brindan sus pares. El 75% expresa mucha confianza en sus amistades.