El Gobierno español prevé superar el PIB prepandemia a primeros de año

Moncloa propone extender los ERTE hasta enero y vincula las exenciones a acciones formativas

22.09.2021 | 01:43
La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ayer martes.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, pronosticó ayer martes que "el primer trimestre de 2022 será el primero con un nivel de actividad económica superior a la registrada en el primer trimestre de 2019". En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Calviño señaló que el Estado "recuperará el nivel de actividad económica diaria y el empleo previo a la pandemia antes del final del año en curso".

El Gobierno ha mantenido su previsión de crecimiento económico para este año en el 6,5% y para el que viene en el 7%, según el cuadro macroeconómico del que Calviño informó ayer martes al Consejo. Este cuadro es la base del proyecto de presupuestos generales del Estado para 2022, que el Gobierno planea aprobar el 28 de septiembre o el 5 de octubre y para el que Calviño confía en que habrá acuerdo "en tiempo y forma" con los grupos parlamentarios. El único cambio en las previsiones macroeconómicas del Gobierno tiene que ver con la composición del crecimiento para este año, en el que tendrá un mayor peso el consumo privado y menor la inversión en construcción.

Así, mientras que el consumo público se mantiene en el 2,5%, el privado crecerá este año un 8%, siete décimas más que en la anterior previsión, situación que Calviño vinculó al incremento del gasto proveniente del ahorro embalsado. La vicepresidenta detalló que el gasto con tarjeta es superior ya al de 2019, con alzas de hasta el 40%, que reflejan asimismo un cambio en los hábitos de consumo de los ciudadanos del Estado y que se producen, sobre todo, en alojamiento y restauración.

"La reducción de la incertidumbre está permitiendo que los ciudadanos gasten parte del ahorro embalsado", que llegó a alcanzar 50.000 millones de euros, señaló, lo que "hace prever una evolución positiva del consumo en los próximos meses". La inversión en construcción moderará su crecimiento casi tres puntos, hasta el 3%, este año, mientras que "todo apunta a una mejor inversión en bienes de equipo", subrayó Calviño.

En el caso del empleo, apuntó Calviño, "la recuperación es anterior, alcanzando niveles prepandemia ya durante este mes de septiembre". Así, las previsiones del Gobierno mantienen el crecimiento del empleo para este año en el 4%, para situarse en el 2,7% en 2022, mientras que la tasa de paro sigue en el 15,2% y se reducirá al 14,1% el año que viene. El deflactor del PIB, un indicador similar al índice de precios de consumo, se situará en el 1,2% este año y en el 1,5% el que viene, subrayó Calviño, quien destacó que, sin las medidas tomadas para atajar la subida de la luz, la inflación sería cuatro décimas superior en 2021.

La vicepresidenta primera manifestó que estas previsiones permitirán que antes de que acabe este año la actividad económica diaria del Estado habrá recuperado ya los niveles previos a la pandemia y en el caso del empleo, "incluso antes", de tal manera que en el primer trimestre de 2022 la actividad económica será "superior" a la del mismo periodo de 2019, antes de la crisis. "No hay precedentes de una recuperación tan rápida del crecimiento y del empleo en crisis anteriores, gracias a las políticas monetarias y fiscales desplegadas para evitar daños permanentes", reiteró la ministra.

prórroga de los erte


Por otra parte, el Gobierno propuso ayer martes a los agentes sociales extender los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 31 de enero y ha vinculado las exenciones a acciones formativas de los trabajadores afectados, según informó la Unión General de Trabajadores (UGT) tras el encuentro. Las acciones formativas tendrán que desarrollarse entre el 1 de octubre de 2021 y el 30 de junio de 2022, según la propuesta presentada por el Ejecutivo y que "ha generado dudas sobre su aplicación, ejecución y financiación", según UGT.

El sindicato también ha manifestado la "confusión" que genera otro de los puntos introducidos por el Gobierno en esta reunión, y es que la prórroga de los ERTE no se producirá de manera inmediata, sino que las empresas deberán solicitarla antes del 10 de octubre, incluida la solicitud de prestación por desempleo a los trabajadores.

Pasado ese plazo, la Administración tendrá diez días para resolver la solicitud y en caso de no resolución se entenderá desestimada. "Este punto, el del silencio negativo, ha generado mucha polémica y genera confusión con la prórroga automática que deberá producirse en el momento de la solicitud", expresó el sindicato en su comunicado. La propuesta del Gobierno también unifica las exoneraciones y mantiene el 100% para los ERTE de impedimento, del 50% para empresas de menos de 50 trabajadores en ERTE de limitación y 40% las empresas mayores.

noticias de deia