El plan Renove vasco no será compatible con el Moves español

Las ayudas vascas de hasta 3.000 euros por coche nuevo si se achatarra otro, desde el 1 de junio

10.05.2021 | 13:01
Dos clientes en un concesionario vizcaino este pasado fin de semana. El Renove vasco apoyará la compra de coche con hasta 3.000 euros

La compra de un coche nuevo, de cualquier tipo de motorización, en Euskadi a partir del próximo 1 de junio podrá acogerse a las ayudas de hasta 3.000 euros del nuevo plan Renove 2021 del Gobierno vasco, siempre y cuando se entregue un coche de más de 10 años para achatarrar, siete si es de autónomos, y no se podrán acumular con las del plan Moves del Ejecutivo español para adquirir un automóvil eléctrico porque la normativa de este programa no lo permite.

El Gobierno vasco, consciente del problema de emisiones de CO2 a la atmósfera por el creciente envejecimiento del parque móvil vasco, así como de la caída de un 44% en la venta de coches en el País Vasco tras el estallido de la pandemia de coronavirus, ha decidido poner en marcha un nuevo plan Renove similar al exitoso de 2020.

El nuevo programa de ayudas a la renovación de automóviles en Euskadi nace con un presupuesto de 5 millones de euros y entrará en vigor el próximo 1 de junio, cuando sea publicado por el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV).

Este retraso en la publicación de las fechas desde que fuese anticipado por el Gobierno vasco ha causado importantes problemas a los concesionarios vascos que están viendo cómo las ventas se han paralizado este mes, un periodo comercial clave en el sector, a la espera de la concreción del plan, algo que no han dudado en criticar aún reconociendo la bondad de la medida adoptada en Euskadi.

Un aspecto clave de este plan Renove, al igual que en las dos ediciones precedentes, es que se mantiene el principio de neutralidad tecnológica, por lo que hay ayudas disponibles para la compra de coches nuevos con todo tipo de motorizaciones incluidas las de gasolina y gasóleo, con la exigencia de que sean muy eficientes, de calificación A, de bajas emisiones.

Según señaló en la presentación del plan, el director general del Ente Vasco de la Energía (EVE), el organismo que gestiona las ayudas, Iñigo Ansola, la subvención por vehículo nuevo se ha fijado en un máximo de 3.000 euros para los coches con motorizaciones 100% eléctricas o de hidrógeno, mientras que para los de motor de combustión tradicional con mecánicas de gasolina o diésel, puede llegar a los 2.000 euros.

Para poder optar a estas ayudas los compradores vascos deberán entregar un coche de más de diez años de antigüedad para que sea achatarrado. En el caso de vehículos matriculados por empresas y profesionales autónomos la exigencia de antigüedad del vehículo se rebaja a 7 años.

Ansola señaló que estas ayudas del Gobierno vasco no se podrán acumular con las del plan Moves español porque la normativa de este programa lo impide. En cualquier caso, el EVE, que gestionará en el País Vasco las ayudas españolas, desviará a la órbita del Moves las compras de vehículos eléctricos que se puedan ver más favorecidos por las ayudas estatales al ser estas, hasta 7.000 euros, más elevadas en el caso del coche eléctrico.

Las ayudas se dejarán de conceder en cuanto se agote el presupuesto por orden de entrada de peticiones y, en principio, se calcula que ayudarán a renovar unos 2.500 automóviles y dinamizar el mercado. Para hacerse una idea de la magnitud de estas cifras hay que tener en cuenta que en el primer cuatrimestre se han matriculado en la CAV, 7.550 automóviles.

Como se recordará, este nuevo programa de ayudas a la renovación de coches se trata del tercer plan Renove vasco, que al igual que en 2019 está dotado con un presupuesto de 5 millones de euros, mientras que el plan Renove 2020 llegó a los 10 millones para contrarrestar la excepcional reducción de ventas provocada por el covid y el confinamiento.

La concesión de las ayudas, además de cumplir los requisitos exigidos, se tramitará y adjudicará por estricto orden de llegada, sin reservas de tramitación y mientras existan fondos disponibles.

El presidente de la asociación de concesionarios de Gipuzkoa, Javier Bagües, valoró positivamente el plan porque "las ayudas son muy necesarios ya que los datos de ventas son muy malos con caídas del 40%". Además, "es positivo que las ayudas no sean sólo para vehículos eléctricos" resaltó por lo que servirán también para los de gasolina.

Ventas

2 500 vehículos calcula el Gobierno vasco que podrán acogerse al plan Renove 2021 antes de que se agoten los fondos económicos presupuestados. En total, se calcula que la renovación del citado número de coches aportará un ahorro de energía del orden de 950 tep/año, equivalente a la retirada definitiva de las carreteras de 1.500 vehículos.

Ayudas

Motorizaciones

Eléctricos 3.000 euros

Híbridos 2.500 euros

Gas Natural 2.000 euros

Hidrógeno 3.000 euros

GLP 2.000 euros

noticias de deia