El PIB se hunde un 11% en el 2020 por la pandemia

Una evolución que acaba con seis años consecutivos de crecimiento

29.01.2021 | 09:23
Escaparate de una tienda con descuentos.

La economía española cayó el 11 % en 2020 como consecuencia del impacto sobre la actividad de la pandemia de covid-19, la mayor contracción anual de la serie estadística, que acaba con seis años consecutivos de crecimiento, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La caída de la economía en 2020 queda por debajo de la prevista por el Gobierno español (11,2 %).

La demanda estatal (consumo e inversión) es responsable de 9 de los 11 puntos de la contracción en un año en el que el confinamiento severo del segundo trimestre ha marcado negativamente todo el ejercicio.

La contribución negativa de la demanda externa (exportaciones e importaciones) fue 1,9 puntos.

 

En el conjunto del año 2020 el PIB a precios corrientes se situó en 1.119.976 millones de euros, un 10 % inferior al de 2019.

El INE también ha publicado la evolución del cuarto trimestre, en el que finalmente el PIB avanzó un 0,4 % respecto al trimestre anterior, pese a las previsiones que auguraban una ligera recaída.

No obstante, ese 0,4 % supone una moderación significativa respecto al crecimiento del 16,4 % del tercer trimestre, que es achacable a las nuevas restricciones administrativas para hacer frente a la tercera ola no solo en el Estado sino también en los países a los que exporta.

En el cuarto trimestre la demanda estatal sumó un punto porcentual al crecimiento, mientras que la demanda externa restó 0,6 puntos. Dentro de la demanda estatal ha sido el consumo el que verdaderamente ha sostenido la economía, con un avance del 2,5 % del consumo de los hogares y del 4 % para el gasto en consumo de las administraciones públicas.

Por el contrario, la inversión se desplomó un 6,2 %, con descensos trimestrales del 6,3 % para la inversión en vivienda y construcción y del 1,5 % para la inversión empresarial.

Dentro del sector exterior, las exportaciones cayeron el 1,4 %, mientras que las importaciones avanzaron el 0,4 %.

El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, creció un 0,5 % en el cuarto trimestre, pero cayó un 6,3 % en el año.

Los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo cayeron un 5,4 % interanual, lo que supone una destrucción de 1.009.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año.

El crecimiento económico del 0,4 % en el cuarto trimestre no implica que la economía esté mejor que hace un año, ya que en comparación interanual el PIB registró una caída del 9,1 % con descensos importantes de todos los componentes desde el punto de vista de la demanda y de a oferta.

Por el lado de la oferta, todos lo sectores de actividad registraron pérdidas de valor en el cuarto trimestre, salvo la agricultura, que avanzó un 8,7 % interanual.

La mayor caída fue para el sector de las construcción, del 18,2 % interanual, seguida del sector servicios (9,8 %) y de la industria (4,3 %).

Dentro del sector servicios, comercio, transporte y hostelería se desplomó el 20,4 % interanual, mientras que las actividades artísticas, recreativas y otros servicios cayeron un 31,5 %.

La remuneración de los asalariados cayó un 3,6 % interanual en el cuarto trimestre, como consecuencia del decrecimiento del 5,6 % del número de asalariados, ya que la remuneración media por asalariado subió un 2,1 %.

El excedente de explotación bruto/renta mixta bruta generado en la economía (asimilable a los beneficios empresariales) cayó un 12,5 %, mientras que la cuantía devengada en impuestos sobre la producción y las importaciones netos de subvenciones disminuyó el 12,7 %.

noticias de deia