El sector pesquero reclama un renove para modernizar la flota

Euskadi tiene una flota de 198 buques, con una edad media de 18 años, inferior a la europea

07.12.2020 | 01:16
Astilleros vascos como Murueta construyen pesqueros para la exportación.

El sector pesquero del Estado español reclama la puesta en marcha de un plan renove que facilite renovar los buques para ganar seguridad y confort para las tripulaciones dado que la antigüedad media de los pesqueros que faenan bajo pabellón español supera los 31 años, por encima de la media europea establecida en unos 25 años.

Euskadi es una excepción pues los armadores vascos realizaron años pasados un importante esfuerzo para modernizar la flota en especial la de atuneros-congeladores, con el resultado de que la flota pesquera vasca formada por 198 buques, de ellos 154 de pesca de bajura, según datos de 2019, tenía una edad media de 18 años, claramente inferior a las medias española y europea.

En todo caso, los armadores y los representantes sindicales de las tripulaciones embarcadas, unas 2.200 personas en el caso vasco, consideran que es un buen momento para poner en marcha un programa para renovar una flota que tiene, en el caso del Estado español, numerosos barcos de más de 30 años de antigüedad. En concreto, según datos del Gobierno español, en 2019 de los 8.884 pesqueros registrados en el Estado, 4.387 tenían 30 o más años. En el País Vasco, de los 198 buques pesqueros contabilizados sólo 14 superaban esa edad.

Las razones esgrimidas por los armadores para que se impulse la renovación de la flota pesquera es que ayudaría a mejorar la seguridad de la navegación, así como las condiciones de vida a bordo, un elemento clave en unos tiempos en los que reclutar nuevas tripulaciones que reemplacen a las generaciones que se jubilan es muy dificultoso por la dureza de la vida a bordo.

Al mismo tiempo, los nuevos buques permitirían mejorar sustancialmente la eficiencia energética, reduciendo el consumo de combustibles y, por tanto, la contaminación. Obviamente, un plan de ese tipo también ayudaría a generar carga de trabajo a los astilleros del Estado español, que cuentan con una importante especialización en construcción de buques pesqueros.

Como se recordará los astilleros del Estado, en este ejercicio 2020, han contratado 17 nuevos buques de todo tipo por un importe superior a los 460 millones de euros elevando la cartera de pedidos a un total de 51 unidades por valor superior a 2.060 millones de euros, aunque más del 90% destinados a la exportación

Las empresas armadoras han puesto de manifiesto, en declaraciones a Efe, la necesidad de una renovación de la flota pesquera, en el marco de la negociación del Fondo Marítimo de la Pesca y de la Acuicultura (Fempa) 2021-2027, que han cerrado esta semana las instituciones de la Unión Europea (UE).

Los buques pesqueros de la Unión Europea tienen una media de 25 años de antigüedad, que se eleva a 31 años en el caso del Estado español y algo más viejos si se trata de los que operan en caladeros como el del Atlántico sur –Cantábrico, Golfo de Bizkaia, Galicia, Golfo de Cádiz y Canarias–. España es la primera potencia pesquera de Europa.