La operación del BBVA y Sabadell puede llevar al cierre a 1.200 oficinas

Preocupación en Euskadi y Catalunya por el solapamiento de sucursales con el Sabadell

18.11.2020 | 00:56
Principal oficina del BBVA en Bilbao.

La integración del BBVA y del Sabadell, de culminar con éxito, preocupa en Euskadi y Catalunya por el solapamiento de redes existentes y el temor a una clausura de oficina y de reducción de plantilla, así como por la tendencia hacia la configuración de un oligopolio bancario, por lo que fuerzas sindicales vascas como LAB consideran que la fusión "no es una buena noticia, ni para el empleo ni para la sociedad vasca". De salida, analistas como los del Barclays calculan que de fructificar la integración de BBVA y Sabadell se podría plantear el cierre de unas 1.232 sucursales que se superponen en los mismos barrios del Estado español.

La entidad financiera resultante de la eventual operación contaría con 4.225 oficinas en el Estado, 2.521 de BBVA y 1.704 de Sabadell. Y esta integración aceleraría un proceso ya en marcha pues no hay que olvidar que el BBVA señaló días pasados con motivo de la presentación de resultados trimestrales que mantenía su intención de cerrar 160 oficinas este año.

Un análisis de la consultora Bain & Company por código postal de las oficinas muestra que habría solapamiento en casi el 30% de la red conjunta, lo que equivaldría a que podrían sobrar 1.200 sucursales. Especialmente, preocupante es la situación en Catalunya y Euskadi. En tierras catalanas, cuna del Sabadell, el BBVA ya tomó el control de varias antiguas cajas de ahorros catalanas, Caixa Terrassa, Sabadell y Manlleu, agrupadas en Unnim, y sobre todo, de Catalunya Caixa, con lo que su presencia en oficinas es ya muy alta.

En el País Vasco, el BBVA por razones históricas también mantiene una alta presencia con 106 sucursales en Bizkaia, 56 en Gipuzkoa y 24 en Araba pero no hay que olvidar que el Sabadell integró al Banco Guipuzcoano que aportó en aquel momento unas 250 oficinas, buena parte en la CAV.

La integración del BBVA y el Sabadell sumaría la quinta parte del total de oficinas bancarias existentes en Bizkaia y Gipuzkoa, aunque todavía lejos de Kutxabank.

Junto al cierre de oficinas y ajuste de personal, preocupa el proceso de concentración bancaria en el Estado español hasta el punto que los consumidores temen un aumento de las comisiones tras la formación de un oligopolio y algunos políticos como el parlamentario Iñigo Errejón consideran que "con la concentración bancaria puede quedar amenazada la democracia".

El BBVA con el Sabadell sumaría una cuota de mercado en depósitos del 21,6%, cerca del 22,3% de la nueva Caixabank-Bankia y por encima del 19,1% del Banco Santander.

Los 963.108 millones de euros en activos del grupo BBVA-Sabadell todavía estaría lejos de los 1,5 billones del Santander, la única entidad financiera del Estado español considera sistémica a nivel global.

En el Estado español, los activos combinados de las entidades que presiden Carlos Torres y Josep Oliu serían de 596.481 millones de euros, por detrás de los 627.187 millones de Caixabank-Bankia y los 352.296 millones del Santander.

Futura cúpula
 

Un aspecto que ha pasado desapercibido es como quedaría la cúpula de la hipotética entidad financiera fusionada dado que la sombra del caso Villarejo sigue siendo muy alargada. En todo caso, no dejaría de ser curioso que el actual consejero delegado del BBVA, Onur Genc, el máximo responsable del Compass Bank en su momento, la entidad que se ha vendido por la poca rentabilidad que aportaba en relación a los fondos invertidos en Estados Unidos, quedase por encima de un Jaume Guardiola, el máximo responsable de la gestión del Sabadell. pero que, casualidades de la vida, ha trabajado más años en el banco vasco, es de la escuela del BBV, que en el propio banco catalán.

En cualquier caso, sobre el futuro, el actual máximo responsable del BBVA en España, Peio Belausteguigoitia, el único vasco en la cúpula actual de la entidad financiera de Bilbao, eludiór hablar sobre la potencial operación de fusión de la entidad con Banco Sabadell.

"Como comprenderéis, me ciño a lo dicho ayer en el hecho relevante a la CNMV, que básicamente es que el consejo ha aprobado el mantenimiento de conversaciones para una potencial operación, si bien a día de hoy no hay ninguna decisión tomada", señaló Belausteguigoitia en un foro financiero. Sólo destacó que la operación de venta del Compass generará más de 300 puntos básicos de capital ya que se vendió por 20 veces el beneficio de la entidad del último año.

En todo caso, en el mercado hay agentes que cuestionan una mayor concentración del BBVA en el mercado español, lo que junto con la tradicional operación de hacer caja tras una fuerte subida previa, hizo que las acciones del BBVA bajaran ayer un 4,4% en Bolsa.

Otra preocupación de los usuarios es que las concentraciones traigan aumentos de comisiones y esto, con fusiones o sin ellas, es casi seguro, según el presidente de la consultora Neovantas, el bilbaino José Luis Cortina. "Hoy en día, y con las perspectivas a corto y medio plazo de que los tipos de interés seguirán muy bajos e incluso negativos, se tendrá que seguir incrementando el peso de las comisiones en las cuentas de los bancos".

BBVA-Sabadell

Bolsa. Las acciones del BBVA bajaron ayer de manera notable, un -4,4%, mientras que las del Banco Sabadell subieron un 6,7%.

La frase

Guardiola "En las próximas semanas sabremos algo sobre la operación "

"Estamos en el inicio de las conversaciones, no hay decisiones tomadas, y digamos que en las próximas semanas sabremos un poco cuál es el resultado", señaló el consejero delegado del Sabadell, Jaume Guardiola.

 

Errejón "Con la concentración bancaria la democracia está amenazada"

"Con la ola de fusiones bancarias estamos más cerca de la oligarquía que de la democracia y esta está amenazada" afirmó el parlamentario Iñigo Errejón en el Congreso de los Diputados