Base reguladora inferior a los 20.000 euros

Trabajadores vascos en ERTE mantendrán el complemento de 150 euros mensuales

Los trabajadores con una jornada laboral inferior al 50 % percibirán 100 euros y aquellos con jornadas superiores al 50 % recibirán 150 euros

29.09.2020 | 12:42
Las ayudas a los ERTEs se extienden hasta el 31 de enero. En la imagen, una oficina de Lanbide

Euskadi prorrogará el complemento de 150 o 100 euros mensuales para los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con una base reguladora inferior a los 20.000 euros al año.

Aunque estos complementos se aprobaron en junio, ha habido problemas para su pago. Según ha anunciado hoy el Departamento de Trabajo del Gobierno vasco, será en octubre cuando Lanbide empiece a abonarlos con efectos retroactivos.

La decisión sobre la prórroga la ha tomado la Mesa de Diálogo Social vasca, reunida en Bilbao, en la que están Gobierno vasco, patronal, CCOO y UGT, tras el acuerdo alcanzado en Madrid para prorrogar los ERTE hasta el 31 de enero.

En Euskadi se aprobó el pasado 18 de junio este complemento, que ahora, en paralelo al pacto en Madrid, seguirá vigente también hasta el 31 de enero.


TRABAJADORES BENEFICIARIOS

Beneficia a aquellos trabajadores afectados por un ERTE, sea este de Fuerza Mayor o por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas, manteniéndose las mismas condiciones que las alcanzadas en el acuerdo anterior: los trabajadores con una jornada laboral inferior al 50 % percibirán 100 euros y aquellos con jornadas superiores al 50 % recibirán 150 euros.

Las ayudas extraordinarias se tramitan en Lanbide a través de un formulario "online". Tras la prórroga, Lanbide aprobará una nueva convocatoria que, en principio, se realizará en los mismos términos que la anterior convocatoria.

En cuanto al pago de los complementos comprometidos desde junio, una vez se acaben de validar los datos que ha empezado a facilitar el SEPE, Lanbide comenzará a abonarlos en este mes de octubre con efectos retroactivos.

Cuando se instauró en junio, se calculó que el complemento del Gobierno vasco podría beneficiar a unas 44.000 personas, las que estaban en ERTE con una base reguladora inferior a los 1.666 euros mensuales y un salario bruto anual de hasta 20.000 euros.

La cuantía es fija durante todo el periodo de percepción, se reconoce con independencia del tipo de contrato, y en ningún caso se puede percibir una prestación total superior a la retribución que se tiene en activo.

El Gobierno vasco ha destacado tras la prórroga que ésta ha sido posible porque los agentes que forman parte de la Mesa de Diálogo Social "consideran que resulta prioritario mantener medidas dirigidas a reforzar el empleo en esta fase de la pandemia, centrándonos en las personas trabajadoras con sueldos más bajos, en los más vulnerables".

Por su parte, uno de los firmantes, el sindicato CCOO de Euskadi, ha adelantado que ha conseguido que se aborde en una próxima reunión la exención fiscal de este complemento y de las ayudas a familias por cuidar a personas dependientes o menores que se encuentren en confinamiento.

Comisiones ha destacado la utilidad de este acuerdo que mejora las condiciones de vida de los trabajadores, lo que "contrasta con el sindicalismo que, ni siquiera en las circunstancias más adversas, es capaz de demostrar su utilidad para quienes más lo necesitan", en referencia a ELA y LAB, que no acuden a la mesa de diálogo social.