El alquiler seguirá en auge

Comprar un piso será más barato este año

10.06.2020 | 10:16
Comprar un piso será más barato este año

A escasas dos semanas del fin previsto del estado de alarma, el sector residencial coincide en que los precios de las viviendas bajarán este año en España por los efectos de la pandemia y aumentará la demanda de pisos de alquiler, que en 4 años podría añadir 400.000 nuevos hogares bajo ese régimen.

La consultora inmobiliaria CBRE no solo ha estimado este martes en un encuentro digital que los ciudadanos buscarán cada vez más pisos en alquiler -pasará del actual 23,9 % del parque al 26,3 % en 2024-, sino que la crisis del coronavirus hará que los precios de las viviendas desciendan, con bajadas de entre el 6 % y el 7 % a finales de 2020 para las usadas.

Lo justifica por el deterioro progresivo que se va a producir en la tasa de empleo y por la mayor necesidad de vender por parte de los propietarios.

Las viviendas de obra nueva, según CBRE, bajarán sus precios entre un 2 % y un 4 % y de forma más asimétrica en España.



El portal Fotocasa señala a su vez que la caída de los precios "puede verse acelerada" por la actual situación económica provocada por el coronavirus y espera que en los próximos meses "se empezarán a ver las primeras caídas de precios" en las viviendas.

MARZO, PUNTO DE INFLEXIÓN

El punto de inicio de esta tendencia bajista lo ha marcado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ha confirmado que el precio de la vivienda aumentó de media en España un 3,2 % en el primer trimestre comparado con el mismo periodo del año anterior, lo que supone el ascenso más moderado desde 2015.

La secuencia al alza de los precios de las casas acumulan 24 trimestres consecutivos, con un aumento de las de nueva construcción de ocho décimas entre enero y marzo, hasta un 6,1 % en tasa interanual, para una serie consecutiva de repuntes desde el segundo trimestre de 2014.

En las viviendas de segunda mano, los precios se incrementaron un 2,7 % en los tres primeros meses del año, lo que marca la subida más moderada desde el primer trimestre de 2015.

Desde este escenario, la web Idealista ha calculado que el precio de la vivienda usada en España ya bajó un 1,3 % en mayo y advierte de que la caída puede alcanzar los dos dígitos este año en algunas zonas.

La razón de este acelerón en la bajada de precios tiene que ver, según el director de Estudios de Pisos.com, Ferran Font, con la "prisa o necesidad de vender" un piso y los consiguientes ajustes a la baja de los precios.

CAEN LAS TRANSACCIONES

En cuanto a la compraventa de viviendas, CBRE indica que las transacciones tras la pandemia descenderán de manera inmediata (en 2020) entre un 20 % y un 25 %, hasta 450.000 viviendas vendidas, pero ese descenso será "menos prolongado en el tiempo y muy distinto a la anterior crisis", precisa.

El impacto de la COVID-19 será mayor en las compraventas de pisos de segunda mano, que actualmente copan el 90 % de las transacciones y que afectará más aún a las segundas residencias.

Las operaciones sobre vivienda de obra nueva sufrirán retrasos pero con un menor impacto por la pandemia y mayor en cuanto a los visados de obra nueva, ha explicado la directora de Residencial de CBRE, Miriam Goicoechea, en la presentación del informe.

Goicoechea ha hecho un inciso sobre las capitales de Madrid y Barcelona, las de mayor densidad de población, ya que en ambas el ajuste de los precios será "menor por la elevada demanda".

Ha advertido que el mayor impacto se dará en otras zonas, como la Costa del Sol o en determinadas áreas del Levante.

La inversión residencial no sufrirá un deterioro notable en la próxima era post-COVID "impulsada por la elevada demanda" del alquiler, en tanto que el informe descarta el riesgo de sobreoferta y no finalización de promociones residenciales como la que se produjo en la anterior crisis.

noticias de deia