Pensionistas vizcainos creen que la crisis muestra consecuencias de recortes

Seguirán luchando pero a través de las redes sociales, en los balcones y las ventanas de las casas

21.03.2020 | 13:39
Una de las concentraciones de los lunes de los pensionistas en Bilbao

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha lamentado que la actual crisis sanitaria del coronavirus ha dejado "dramáticamente al descubierto" las consecuencias de los recortes en los servicios públicos que hasta el momento ha dejado centenares de muertos, sobre todo entre personas mayores pensionistas.

En una nota difundida este sábado, este colectivo, que desde hace dos años se moviliza en la calle para reclamar unas pensiones dignas, ha comunicado que seguirá luchando hasta conseguir sus objetivos pero a través de las redes sociales y en los balcones y las ventanas de las casas, colocando pañuelos y distintivos de ese colectivo, para evitar así los contagios por el coronavirus.

Ha considerado que "la prioridad en estos momentos es conseguir revertir la curva de contagios" y por ello, anima "a cumplir con las medidas adoptadas con tal motivo por las autoridades sanitarias" y a quedarse casa, "por solidaridad colectiva".

A su juicio, "esta crisis sanitaria deja en evidencia la improvisación de los responsables políticos y la autoridad sanitaria, que, primero, minusvaloraron la infección, después eligieron la estrategia errónea de atender solo los casos manifiestos, posibilitando su expansión, y ahora ni tan siquiera tienen recursos mínimos (medicamentos, mascarillas etc.) ni infraestructura para posibilitar una atención generalizada".

De esa manera, ha lamentado que hayan quedado "dramáticamente al descubierto las carencias de servicios públicos, en este caso sanitarios, que durante años, desde la crisis de 2008, han sido recortados, en camas disponibles, ratios de personal, investigación, dotación de medios e inversiones".

"El resultado es centenares de fallecidos, fundamentalmente, personas mayores pensionistas", han reflexionado.

Por ello, este colectivo ha exigido al Gobierno vasco "que de inmediato establezca un plan de choque con la financiación que sea necesaria, para evitar que los centros sigan siendo un foco de infección".

Ha pedido que "se amplíe el número de plazas, la dotación de personal y servicios sanitarios, así como las horas y el personal de asistencia a las personas que son atendidas en su domicilio, de modo que se haga frente a las necesidades de las personas mayores".

Los pensionistas  han lamentado "profundamente" el fallecimiento de la enfermera y han agradecido "el compromiso de todo el personal sanitario".