Europa alerta de una crisis económica como la de 2008 por el coronavirus

El BCE pondrá en marcha medidas económicas de urgencia, pero pide a los estados una respuesta coordinada y rápida

12.03.2020 | 08:19
La Comisión Europea advierte de que las consecuencias económicas del coronavirus serán "muy graves".

La epidemia del coronavirus amenaza con provocar una debacle económica de la magnitud de la crisis financiera de 2008 si no se articula una respuesta urgente y coordinada a la expansión del virus, según advirtió la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, durante una conferencia con los líderes de la Unión Europea. "Un escenario que recordará a muchos de nosotros la gran crisis financiera de 2008", indicó la banquera francesa, según informó Bloomberg. La propia Lagarde habría asegurado que, con la respuesta adecuada, el impacto probablemente será temporal.

La presidenta del BCE, institución que gobierna desde noviembre del año pasado, aseguró durante la conferencia que la entidad está examinando todas sus herramientas, particularmente aquellas que facilitarían financiación barata y liquidez. Sin embargo, según la fuente consultada, Lagarde advirtió de que las medidas del banco central únicamente pueden funcionar si los gobiernos las respaldan de manera coordinada y urgente, de forma que se asegure que la ayuda llega a todas las áreas económicas afectadas.

El Consejo de Gobierno del BCE se reunirá hoy en Fráncfort, después de que el resto de los principales bancos centrales, incluida la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra, hayan adoptado medidas de emergencia para luchar contra el impacto del coronavirus.

el fmi pide medidas a España El Fondo Monetario Internacional (FMI), por su parte, considera que, ante las importantes desigualdades socioeconómicas que continúan observándose en España, la reducción de la contratación temporal "debe ser la piedra angular" para alcanzar una mayor igualdad. Además, el organismo macroeconómico advirtió de la necesidad de acometer medidas fiscales para rebajar el endeudamiento y el déficit de las pensiones.

"Reducir la prevalencia de los contratos temporales debe ser la piedra angular para la consecución de una mayor igualdad, lo que debe impulsarse a través de políticas activas de empleo y de educación más orientadas y modernizadas", señala el FMI en las conclusiones preliminares de la misión que ha visitado España para elaborar su informe anual sobre la economía española.

Además, la Comisión Europea advirtió de que las consecuencias económicas del coronavirus serán "muy graves" y anunció que esta semana concretará sus propuestas para flexibilizar las normas fiscales y de ayudas de Estado, así como para usar fondos estructurales para paliar la crisis.

"Las consecuencias económicas del coronavirus serán muy graves. En la Unión Europea debe hacerse todo lo necesario y posible. Si no es ahora, ¿cuándo?", escribió el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, en Twitter. Durante una videoconferencia en la que participaron los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, Lagarde ya había a los mandatarios no ser complacientes ante la epidemia del coronavirus, confirmaron a Efe fuentes comunitarias.

En las Bolsas ayer fue una nueva jornada marcada por la incertidumbre provocada por el coronavirus. Las Bolsas europeas, que habían abierto en verde, se fueron desinflando a lo largo del día, al igual que ocurrió el martes, y vivieron una jornada de elevada volatilidad a pesar de los planes de estímulo avanzados por EE.UU. y la Unión Europea, y de la decisión del Banco de Inglaterra de recortar los tipos de interés.

A la espera de lo que haga hoy el Banco Central Europeo y después de cruzar del verde al rojo en varias ocasiones, el Ibex 35 cerró la sesión de ayer con una bajada del 0,34%, volviendo a los niveles de septiembre de 2012 al terminar cerca de 7.400 puntos. En un contexto de pánico y nerviosismo, las grandes Bolsas europeas también cerraban en rojo.

caída de la demanda de petróleo Pocos días de después de fracasar en su intento de reducir con Rusia los suministros de crudo y ante el avance del coronavirus, que disipa el crecimiento de la demanda mundial de petróleo, la OPEP pidió ayer una acción "coordinada de todos los participantes el mercado".

En sus más recientes estimaciones sobre la evolución del mercado, la Organización de Países Exportadores de Petróleo rebajó de casi un millón de barriles diarios (mbd) al volumen prácticamente simbólico de 60.000 barriles diarios sus cálculos sobre el crecimiento del consumo mundial de oro negro.

Noticias relacionadas

noticias de deia