Nueva condena por enfermedad tras uso de amianto

Petronor e Iberdrola Generación tienen que abonar 324.540 euros a un empleado subcontratado

22.01.2020 | 06:22

BILBAO - El Juzgado de lo Social número 1 de Bilbao ha estimado la demanda presentada por un trabajador afectado de la enfermedad mesotelioma pleural, condenando a las empresas Iberdrola Generación y Petronor a indemnizar solidariamente con 324.540 euros por daños al enfermo, que trabajó aislando las tuberías con amianto durante la construcción de la central nuclear de Lemoniz y en el mantenimiento de las térmicas de Santurtzi y Pasajes, así como en la refinería de Somorrostro, propiedad de Petronor.

Según Asviamie, Asociación vasca de Víctimas del Amianto, ambas grandes empresas "incumplían sus deberes preventivos hacia el trabajador, posibilitando la exposición a fibras de amianto, causantes de la grave enfermedad que padece". El operario desarrolló toda su vida profesional como calorifugador y empleado con diferentes empresas (Itasa, Itasa Naval, Kaefer Servicios Industriales) ya desaparecidas, como subcontratas de grandes compañías, realizando actividades de aislamiento en las instalaciones, para lo cual cortaba o manipulaba materiales de amianto, las cuales desprendían fibras que inhalaba, según Asviamie.

Informe de osalan Después de su jubilación en 2013, en febrero de 2017 en un preoperatorio por una hernia inguinal, al trabajador le detectaron un derrame y engrosamiento pleural, diagnosticándole más tarde un mesotelioma epitelioide en estadio IV. En enero de 2018, el INSS le reconoció una incapacidad permanente absoluta derivada de enfermedad profesional.

Según Osalan, pese a que las empresas estaban registradas en el RERA por manipular amianto, el operario no estaba registrado como trabajador expuesto al amianto y los trabajadores nunca utilizaron protección respiratoria, ni se les lavaba la ropa de trabajo que llevaban a casa para su lavado.

El trabajador indemnizado, siendo empleado de Itasa, trabajó durante tres años (1979-81) en la construcción de la central nuclear de Lemoniz, colocando amianto en tuberías y tanques, tras cortarlo, y no recibió prendas de protección específicas, no se le informó del riesgo, ni se le realizaron reconocimientos médicos. -

Más información