la ralentización económica es un hecho

El comercio exterior vasco se resiente en junio pero mantiene el año en positivo

Las exportaciones vascas acusan la problemática del automóvil, el parón de Petronor y la guerra comercial de EE.UU.

09.02.2020 | 13:04
La industria del automóvil que representa la cuarta parte de las exportaciones vascas no pasa por su mejor momento.

Acusan la problemática del automóvil, el parón de Petronor y la guerra comercial de EE.UU.

BILBAO - La economía vasca sigue evolucionando de forma positiva pero la ralentización económica es un hecho y las incertidumbres que se ciernen sobre el futuro del automóvil más los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China están lastrando una de las palancas de impulso del PIB vasco que no es otra que las exportaciones. Las mismas cayeron en junio un 4,4%, afectadas por la automoción y el parón en la refinería de Petronor, aunque en el cierre del primer semestre del presente 2019 el balance sigue siendo positivo con un crecimiento interanual del 0,8% hasta alcanzar los 13.054 millones de euros, con un superávit positivo de 2.628 millones, según los datos del Eustat.

Por su parte, las importaciones también se redujeron un 4% en junio pero en el primer semestre han sumado 10.427 millones de euros, un 4,9% más lo que ha empeorado el saldo comercial vasco aunque sigue manteniendo un balance favorable.

En concreto, el comercio exterior de bienes y servicios de la Comunidad Autónoma Vasca registró durante el primer semestre del año un saldo comercial positivo de 2.627 millones de euros, con un crecimiento tanto de las exportaciones (0,8%) como de las importaciones (4,9%), según el Instituto Vasco de Estadística.

Las exportaciones de la CAV, pese a la existencia de un importante desfase por territorios, han registrado en el primer semestre del presente ejercicio el citado aumento del 0,8% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que supone unos 105,8 millones de euros más. Los productos no energéticos se han mantenido al alza con un crecimiento del 2,7%, mientras que las exportaciones de productos energéticos, principalmente combustibles derivados del petróleo, han bajado un destacado 17,1%.

Analizando la evolución por territorios se constata una diferencia notable entre unos y otros. Principalmente, entre Gipuzkoa -cuyas empresas están exportando este año con notable éxito-, y los de Araba y Bizkaia, muy afectados negativamente por la peor evolución de la industria del automóvil -recuérdese la presencia de la empresa Mercedes Vitoria en tierras alavesas-, y del parón por mantenimiento de la refinería de Petronor, en territorio vizcaino.

Así, las exportaciones de bienes y servicios vizcainas han alcanzado los 4.899 millones de euros en el primer semestre del año, con un descenso del 4% respecto al mismo periodo del año anterior.

En cambio, Gipuzkoa se ha convertido en el motor del comercio exterior vasco este año. De hecho y pese al menor tamaño de su economía en comparación con Bizkaia, las exportaciones guipuzcoanas han sumado nada menos que 4.425 millones de euros lo que representa un notable crecimiento del 18,8%, tanto o más meritorio en un contexto internacional muy afectado por las medidas proteccionistas de los Estados Unidos.

Por su parte en Araba, se ha contabilizado un descenso del 9,4%, alcanzando los 3.729 millones de euros. Hay que tener en cuenta que las exportaciones alavesas están muy condicionadas por las importantes empresas ligadas al sector de automoción presentes en el territorio, caso de Mercedes, pues no hay que olvidar que la planta del fabricante de furgonetas germano ha anunciado una reducción de más de 4.000 unidades en la producción prevista para este año. Si se desglosa la marcha de las exportaciones por tipos de productos se constata el importante declive de las ligadas al sector de automoción y al energético.

Coches y gasolinas Así, los recortes más significativos en las exportaciones de la CAV durante el primer semestre se han concentrado en la partida de los Vehículos de motor (-14,6%), que no hay que olvidar que es la columna vertebral del comercio exterior vasco pues ha representado en los primeros seis meses del año un total de 3.017 millones de euros, lo que supone casi la cuarta parte del total, el 23,1% en concreto. También han caído de forma significativa las exportaciones de la partida de Refino de petróleo (-28,5%), incidido por la parada, entre el 27 de mayo y el 15 de julio, de la unidad 1 de la refinería de Petronor en la localidad vizcaina de Muskiz.

En cambio, hay otras partidas arancelarias con un evolución francamente positiva. Una de ellas ha sido la de Otro material de transporte, con un crecimiento del 136,8%, algo a lo que no es ajeno la existencia en Euskadi de plantas de compañías como CAF, Bombardier o Talgo, por ejemplo. También han crecido las exportaciones agrupadas en la partida denominada Productos de caucho (27,4%).

En el primer semestre de 2019 se ha confirmado a Francia como primer destino de las exportaciones de bienes y servicios de la CAV, con un 16,1% del total exportado. Tras el país galo se han situado Alemania (15,4%) y el Reino Unido (8,7%), de forma que estos tres países aglutinan el 40,2% del total.

Comercio exterior

La cifra

+0,8

Destinos

Francia16,1%

Alemania15,4%

Reino Unido8,7%

noticias de deia