0,7 puntos porcentuales menos

El paro en Euskadi desciende al 9,6% pese al alza de la población activa

La tasa de desempleo desciende 0,7 puntos porcentuales respecto al primer trimestre
Artolazabal apunta que se confirma la tendencia en contratación y calidad de empleo

09.02.2020 | 09:52
Imagen del exterior de una oficina de Lanbide en Donostia

Artolazabal apunta que se confirma la tendencia en contratación y calidad de empleo

BILBAO. El segundo trimestre de 2019 ha dejado en Euskadi una mejora en las estadísticas sobre empleo. Tal y como reflejó ayer la Encuesta de Población en Relación con la Actividad, difundida por Eustat, la tasa de paro se ha situado en el 9,6%, lo que supone 0,7 puntos porcentuales menos que en el primer trimestre del año. Esta mejora llega porque al contabilizarse 6.700 desempleados menos que entre enero y marzo. En Euskadi el número de ocupados ha crecido entre abril y junio en 11.700 personas respecto al primer periodo, una subida del 1,2%, por lo que la cifra total se sitúa en 947.000 personas. Estas cifras han provocado que la consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Beatriz Artolazabal, señale que la estadística "confirma la buena tendencia y dinámica positiva, tanto en la contratación como en mejora de la calidad" del empleo.

La evolución de la población ocupada y la parada ha dado como resultado que la tasa de actividad sea del 56,7% en el segundo trimestre de 2019, una décima porcentual por encima de la del trimestre anterior.

Gipuzkoa ha sido el territorio histórico en el que más ha crecido la ocupación, con 6.400 personas más ocupadas. Después le sigue Araba, con 3.900 más, mientras que Bizkaia ha sido el territorio en el que la ocupación ha aumentado menos, un total de 1.400 personas. Mientras que Gasteiz y Donostia han visto aumentar la ocupación, Bilbao ha sido la única capital que ha visto disminuir la ocupación, mil personas respecto al primer trimestre.

Más mujeres trabajando

Uno de los datos positivos que arroja esta Encuesta de Población en Relación con la Actividad es que el mayor aumento de la ocupación se produce entre las mujeres, con 8.700 mujeres ocupadas más, mientras que los hombres ocupados aumentan en 3.000 respecto al primer trimestre.

Con respecto a la nacionalidad, las personas ocupadas con nacionalidad española han crecido en 9.400, mientras que la población extranjera lo ha hecho en 2.300. La tasa de ocupación más elevada se da entre los nacidos en el Estado, con un 69,7%, mientras que entre las personas con nacionalidad extranjera se sitúa en el 56,8%.

Por sectores, la población ocupada en Euskadi aumenta en el sector servicios en 12.900 personas y en 500 en la construcción; en cambio, disminuye en la industria en 800 personas y en 1.000 en el sector primario.

La tasa de ocupación, calculada como el porcentaje de personas ocupadas de 16 a 64 años sobre el total de esas edades, sube un punto porcentual con respecto al trimestre anterior, situándose en el 68,6%. Esta tasa alcanza el 72,6% entre los hombres, mientras que supone el 64,6% para la población femenina.

Por otra parte, en el segundo trimestre de 2019 se estima que hay unos 892.700 hogares en Euskadi en los que una cuarta parte no tiene ninguna persona activa. Asimismo, en seis de cada diez hogares todas las personas activas están ocupadas, 8.300 familias más que en el trimestre anterior; mientras que los hogares cuyas personas activas están todas en paro son 28.800, 2.000 hogares menos que en el trimestre anterior.

El número de parados en Euskadi, es decir, personas que están buscando empleo, hacen gestiones activas de búsqueda y además están disponibles para trabajar, se estima en 100.300 en el segundo trimestre del año, 6.700 menos que el trimestre anterior.

En buen camino

Nada más conocerse las cifras, desde la consejería de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal quiso valorar el nuevo escenario del empleo en Euskadi. "Se confirma la buena tendencia en la recuperación económica con más mujeres ocupadas, un crecimiento de la ocupación en servicios y construcción, 2.000 hogares menos con sus integrantes parados y un aumento en 8.300 el número de hogares con todas las personas activas ocupadas", resumió.

Para la consejera, "la tendencia es buena", ya que Euskadi se encuentra en "una aproximación a los índices de países más avanzados de la Unión", y cree que "la llegada a unas cotas óptimas de empleo se conseguirá con una mayor formación y una preparación permanente, también para los colectivos más afectados".

"Son datos y cifras en los cuales las distintas encuestas EPA, PRA y Lanbide coinciden. En seis de cada diez hogares, todas las personas activas están ocupadas, 8.300 familias más que en el trimestre anterior; desciende el paro en todos los territorios, y 6.300 personas dejan de estar en situación de desempleo en Euskadi, en comparación con el segundo trimestre de 2018", destacó.

Artolazabal a pesar de todo advirtió de que "no hay que conformarse y sí insistir cada día en ese objetivo prioritario del empleo de calidad", especialmente para la juventud. "Ese buen empleo constituye la garantía de una sociedad cohesionada, solidaria y avanzada. Los modos de producción cambian día a día y hemos de adaptarnos a ellos", indicó. En ese sentido, destacó que "los mercados son cada vez más amplios y lo global influye cada vez más en lo local".