economista vasco

Pedro Luis Uriarte: “Hay que establecer por ley la paridad en centros de poder”

Pedro Luis Uriarte critica en Cebek la discriminación de la mujer en la sociedad

09.02.2020 | 01:30
Pedro Luis Uriarte señalo la riqueza que se pierde en el mundo por la discriminación femenina.

Critica en Cebek la discriminación de la mujer 

BILBAO - "La igualdad entre hombres y mujeres no es una moda, es una prioridad estratégica por lo que hay que establecer por ley la paridad en todos los centros de decisión y poder", afirmó, rotundo, el economista vasco Pedro Luis Uriarte, exconsejero delegado del BBV y exconsejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, para evitar, entre otras consideraciones, el alto coste económico que supone la desigualdad de género. La discriminación de la mujer genera un impacto negativo en el PIB mundial hasta el punto que "la riqueza mundial crecería un 26%, en términos de PIB, si la mujer ocupase los mismos puestos que un hombre".

Uriarte intervino en un desayuno organizado por la organización empresarial vizcaina Cebek dentro del programa Enpresan Bardin para disertar sobre el reto de la igualdad de género y la incidencia, negativa, que tiene la realidad actual en la que la mujer sigue siendo minoría en los principales órganos de decisión a todos los niveles. "Algo que supone un despilfarro de potencial intolerable".

En una brillante disertación, Pedro Luis Uriarte señaló que "es insostenible" que las mujeres sólo ocupen un 22% de los puestos en los consejos de administración y de dirección "porque hay talento femenino de sobra" y "yo he conocido muchos consejos en los que no hay mujeres y sí mucho jarrón chino masculino". Por ello, Uriarte abogó por establecer cuotas por ley ya porque "tenemos que convertir a Euskadi en el referente de igualdad" en el horizonte de 2030. Esto, según el exconsejero del BBV, ayudaría a generar más riqueza en el País Vasco para "poder mantener nuestra privilegiada situación actual en el mundo".

Por ello, reiteró que es preciso establecer por ley la paridad entre hombres y mujeres en todos los centros de decisión y de poder en los ámbitos económicos, institucionales y sociales "con absoluta transparencia".

La desigualdad de género supone, además de consideraciones morales y de justicia, "un inmenso error económico" al "privar al mundo de un enorme recurso de talento sin explotar", indicó Uriarte.