VII. ORIO KANPINA BANDERA

El festín de Hondarribia

La ‘Ama Guadalupekoa’, que llegaba en una mala racha, sorprende con una exhibición en aguas de Orio y logra la bandera con una de las victorias más contundentes de la temporada

09.02.2020 | 09:56
Hondarribia conquistó ayer una victoria contundente.

La ‘Ama Guadalupekoa’, que llegaba en una mala racha, sorprende con una exhibición en aguas de Orio y logra la bandera con una de las victorias más contundentes de la temporada

ORIO. La Ama Guadalupekoa es una trainera ávida de triunfos. Acostumbrada a vivir en la tanda de honor y con la colecta de banderas como tradición. Cada día sin triunfo aumenta sus ganas de vencer. Hondarribia mantiene un hambre insaciable y esta temporada no está pudiendo saciarla tanto como le hubiera gustado. La victoria es necesidad para los hondarribitarras y ayer pudieron calmar el ansia, por lo menos hasta la siguiente cita. Fue un festín. La cuadrilla entrenada por Mikel Orbañanos tenía mucho potencial, calidad contrastada que no había podido llegar a su máximo despliegue y fue en Orio donde la fortaleza de los fronterizos se coordinó con una remada larga y efectiva. Llegó la explosión. Hondarribia realizó una exhibición. No hubo más mando que el suyo y en este año de igualdad y regatas reñidas destrozó el cronómetro y a sus rivales para aventajar en más de una decena de segundos a Orio.

La victoria de Hondarribia llegó en un momento de urgencia. Los hondarribitarras llegaron a Orio después de una mala semana. Las dos regatas anteriores en liga no fueron bien y el Campeonato de Gipuzkoa tampoco sirvió como chute de autoestima. Las sensaciones en el agua no fueron consuelo con el resultado. La Ama Guadalupekoa perdió fuelle con respecto a sus rivales directos y mientras algunos de ellos daban un claro paso adelante, la reacción no llegó en las tostas hondarribitarras. Aunque esos golpes no mellaron en su confianza. El equipo creyó siempre y esperó a dar con la tecla adecuada para demostrar que Hondarribia siempre está presente. La victoria de ayer no solo vino con la deseada bandera y el premio de los doce puntos en la liga. Llegó con un aviso, con un guante lanzado a todos sus oponentes. La Ama Guadalupekoa dejó muy buenas sensaciones en las aguas oriotarras. En todos los largos fue superior y venció con una comodidad que sorprendió a muchos.

La segunda tanda, amenaza constante en este curso por la calidad de sus integrantes, ayer no tuvo su cuota de protagonismo. Donostiarra y Urdaibai quedaron lejos de la victoria, en parte por la exhibición hondarribitarra y solo la Torrekua tuvo el pequeño consuelo de superar a Zierbena y colarse en la tanda de honor de hoy en Portugalete. Los bermeotarras llegaron con la moral por las nubes después de su victoria en el Campeonato de Bizkaia y la clara mejoría mostrada en el último fin de semana. Sin embargo, ayer fue un pequeño paso atrás para la Bou Bizkaia. Sus rivales fueron mejores y tuvo que conformarse con la sexta plaza. Más puntos perdidos en su intento de remontada hacia los cuatro primeros puestos. Urdaibai perdió unos pocos segundos en la salida y a partir de ahí no pudo meter la proa en ningún momento a Donostiarra. Llegó a colocarse a un segundo cuando enlazó varias olas, pero siempre fue respondido. Lejos de la reacción, los metros finales fueron duros para los remeros de la Bou Bizkaia y acabaron a ocho segundos de Donostiarra. También en esa tanda bogó Kaiku, pero se las vio y deseó para disfrutar sobre las aguas oriotarras y perdió mucho tiempo desde el inicio.

Sin la amenaza de los botes de la segunda tanda, Hondarribia pronto se quedó sin rivales cuando le llegó su turno. Orio fue su principal referencia, pero quedó claro que ayer la Ama Guadalupekoa estaba a otro nivel. Mientras, Zierbena y Santurtzi también quedaron descartados de la lucha por la bandera. Los galipos tantearon a Orio durante gran parte de la regata y llegaron a colocarse a un solo segundo en el último largo. Sin embargo, se metieron demasiado en la calle oriotarra y eso les hizo variar el rumbo. Fue una pequeña maniobra que ejerció un gran efecto en las tostas galipas. A partir de ahí, los de Juan Zunzunegui perdieron completamente el ritmo. Desnortados, los segundos cayeron en su contra y fueron superados por Santurtzi en su tanda y por Donostiarra.

La Sotera no pudo pelear por la victoria, pero por lo menos dejó una considerable sensación de fortaleza con su gran final. Santurtzi fue de menos a más. Lejos de Hondarribia y Orio en la primera parte de la regata, su lucha estuvo centrada en Zierbena. En el último largo, los patroneados por Cristian Garma hicieron un buen movimiento hacia la calle cero y mientras las otras traineras se empeñaron en mantener el rumbo hasta los metros finales, Santurtzi enlazó varias olas que dieron un buen susto a los oriotarras. La Sotera adelantó primero en la txanpa final a Zierbena, desnortado tras su cambio de rumbo forzado, y empezó a comer la ventaja a toda velocidad a Orio. Finalmente, la San Nikolas pudo aguantar y venció por centésimas en esta lucha particular.

LUCHA POR EL DESCENSO

Asimismo, en la lucha por el descenso, Lekittarra perdió un punto con respecto a San Pedro, pero pudo ampliar su margen con el play-off al llegar por delante de Astillero. En una primera tanda dominada claramente por Ondarroa, Isuntza no tuvo su mejor día y vivió la regata en tierra de nadie. Los de Osertz Alday no pudieron competir con la Libia y Astillero acabó colista y muy lejos de toda embarcación, sin poder encontrar buenas sensaciones en el campo de regatas de Orio.