Éxito paciente

Ondarroa disputa su tercera temporada consecutiva en la Eusko Label Liga, en la que el objetivo marcado por el club vizcaino pasa por entrar en la segunda tanda y mejorar el octavo puesto cosechado el año pasado

09.02.2020 | 04:07
La plantilla de Ondarroa se prepara para una jornada de entrenamiento

Ondarroa disputa su tercera temporada consecutiva en la Eusko Label Liga

hACE tres años Ondarroa plantó su semilla en la Eusko Label Liga. Fue la culminación a un ciclo ambicioso que arrancó en la ARC-2 y llevó al club a lograr el ascenso a la máxima categoría. No solo eso, sino que cuidó con mimo ese hito conseguido y pasó a ser una trainera afianzada en la categoría. Sin embargo, todas las épocas tienen su final y las siempre necesarias reconstrucciones llegan tarde o temprano. Eso le ocurrió el curso pasado al club ondarrutarra. Las bajas cambiaron completamente la tripulación y hubo que empezar de cero en una competición que no permite errores. Los resultados fueron la prueba de que Ondarroa había superado ese golpe; octavos en la clasificación por segundo año consecutivo. Ahora, la cuadrilla preparada por Iñaki Errasti quiere dar otro paso más. Después de pasar un invierno tranquilo, sin apenas sobresaltos en forma de bajas, el objetivo pasa por mejorar y tratar de vivir otro año más sin apuros en la ACT.

Los remeros que el curso pasado apostaron por el proyecto de Ondarroa están recibiendo la recompensa este año. La Antiguako Ama solo tiene dos bajas y así es mucho más fácil trabajar. Llevar a cabo los siempre exigentes entrenamientos invernales sin preocuparse de los complicados primeros pasos de un nuevo bloque tiene sus ventajas. "El año pasado tuvimos problemas para encontrar gente y la plantilla que tuvimos fue bastante corta. Este año ha sido todo lo contrario. Casi he tenido que cerrar el cupo porque teníamos bastante gente", declara Iñaki Errasti, que reconoce que es más sencillo trabajar para él en esta segunda temporada: "No conocía a la gente y además también el material era nuevo para mí. Ahora lo tengo todo probado y eso me da otra seguridad. Tengo el trabajo adelantado pero eso no quiere decir que yo también no tenga que mejorar y buscar la progresión".

Los descensos quedan muy lejos y las recientes regatas de botes cortos no son una predicción fiable debido a las diferentes preparaciones de cada club. A pesar de ello, Ondarroa ha dejado buenas sensaciones antes de que arranque la época estival. Errasti está contento con el trabajo que está realizando su equipo y espera estar preparados para el primer banderazo de la Eusko Label Liga. "El año se ha pasado rápido y eso es buena señal. La plantilla está bien y las sensaciones son buenas. Estamos con ganas de que llegue el arranque de la liga".

Ondarroa es un equipo que mira hacia arriba. Lejos quedo conformarse con salvar la categoría. Los ondarrutarras quieren pelear en la segunda tanda y mejorar lo realizado el curso pasado, donde fueron octavos. "Sabemos que está muy difícil. Hay seis equipos muy potentes y nuestra idea será estar cerca de ellos, pero será complicado. Para estar octavos o más adelante tenemos que ser fijos en la segunda tanda", recalca Errasti, a quien no solo le parece importante el mero resultado. Va más allá de la pura matemática y da importancia también a la mejora como bloque: "Queremos ser más rápidos que el año pasado. Eso no garantiza que el puesto vaya a ser mejor, porque también depende del rival. Aunque siendo más rápidos que el año pasado podemos tener un año para disfrutar y estar en la mitad de la tabla".

concienciados Si las expectativas ondarrutarras se cumplen, la Antiguako Ama estará en la lucha por la segunda tanda. Una batalla que se pronostica desigual debido a esas dos partes diferenciadas que se vaticinan de cara a la próxima Eusko Label Liga. Seis equipos por arriba y seis por abajo. Ondarroa deberá pelear con dos traineras que a priori le superan en potencial, pero Errasti no tiene miedo: "Ir con esos equipos al lado es una motivación. Si les sentimos al lado será un plus más y nuestra ilusión será aguantar lo más cerca posible". Competitividad que esperan que les fortalezca y les ayude a dar otro paso adelante en su progresión. "A mis chavales les pone ver a esos remeros con nombre al lado. Al final entrenamos para eso y para mejorar es importante tener esas ganas. Creo que la gente está preparada", añade el técnico.

La ambición reina en Ondarroa. Sus sueños miran a cotas grandes, pero al mismo tiempo sus pies están en la tierra. La Eusko Label Liga no permite especulaciones. El que se despiste puede ser rebasado por un buen número de traineras. Pocos segundos perdidos traducidos en muchos puntos escapados. "Tenemos que ir con humildad. Si hacemos bien las cosas, el que nos quiera ganar tendrá que hacerlo muy bien. Pero si no lo hacemos bien, cualquiera de atrás también nos puede ganar. Nosotros no tenemos tanta calidad como otros, que sin hacer buena regata pueden sacar buenos puestos", expresa Errasti. Es la tendencia que arrastra Ondarroa desde su ascenso. Un equipo tremendamente competitivo cuando está al cien por cien, pero que paga muy caras sus relajaciones.

Resultados aparte, el objetivo principal de Ondarroa es mantener esa ilusión. La Antiguako Ama se ha convertido en referente para los más jóvenes. Ver a la trainera en la Eusko Label Liga es un impulso para la cantera y las fichas en las categorías inferiores empiezan a ser de un número considerable. "En categorías inferiores el club está haciendo un trabajo muy grande, con más de cien chavales. Ese es el camino. Clubes como Ondarroa tienen que trabajar con la cantera e intentar que los de la casa estén a gusto. Luego, si los resultados son buenos, mejor", afirma Errasti. Aun así, todavía queda tiempo para recoger los frutos de esa camada. La hornada de juveniles y cadetes es escasa en cuanto a cantidad y son los más pequeños los que abarrotan el club, marcados por esa ilusión de verse algún día en las tostas de la Antiguako Ama.

Volumen enorme de remeros unido a trabajo. Labor sustentada por el amor de un pueblo por su trainera. "Hay mucha gente ayudando y es necesario para mover a tantos niños. La gente se esta involucrando y es bueno que en el pueblo se hable de remo", cuenta Errasti. Pasión por un deporte que se mantiene desde hace más de cien años, pero ahora Ondarroa disfruta de su Antiguako Ama en la competición más exigente.

la plantilla

Iñaki Errasti

Iñigo Larrinaga Canterano

Jenaro Zelaia No propio

Xabier Altuna No propio

Beñat Apraiz No propio

Xabier Azkarate Canterano

Eneko Azkarate Canterano

Jon Carrillo No propio

Erlantz Egia No propio

Aitzol Elu Canterano

Josu Elu Canterano

Iñaki Errasti No propio

Igor Francés No propio

Asier Irueta Canterano

Gorka Kaltzarkorta Canterano

Josu Makazaga No propio

Xabat Olaetxea Canterano

Asier Peña Canterano

Mikel Peña Canterano

Gotzon San Miguel Canterano

Eddy Solozabal Canterano

Iñaki Urtubia No propio

Iban VerdugoPropio