Oinatz Bengoetxea: "No tengo nada que reprochar a nadie, solo agradecimiento"

Tras la no renovación de Baiko, el campeón de Leitza cierra una etapa de 19 años con cinco partidos especiales y el agur será el 29 de enero en el Labrit. Después tiene previsto jugar hasta octubre en "pueblos pequeños"

07.12.2021 | 19:03
Oinatz Bengoetxea, en su último partido en el Cuatro y Medio.

Oinatz Bengoetxea pondrá punto final a su carrera en el profesionalismo manista el próximo 29 de enero en el frontón Labrit de Iruñea. El contrato del leitzarra con Baiko Pilota expiraba a finales de diciembre y la empresa únicamente le renovará el contrato por un mes más, hasta finales de enero.

Es decir, no se cumplirá el sueño del campeón navarro de cerrar veinte años en el ruedo profesional, tal y como había manifestado en sus últimas intervenciones. Esa fecha iba a quedar marcada en el calendario el 5 de octubre de la próxima campaña; sin embargo, la vinculación entre ambas partes no se alargará hasta ese momento.

Pelotaris como Jokin Altuna ya expresaron cuando dejó el Cuatro y Medio que "a nadie le cuesta demasiado que él haga 19 años y seis meses o que haga 20. Oinatz merece unas despedidas dignas, con el frontón lleno, porque es muy querido por los pelotazales y en el vestuario. Se lo merece".

CINCO ENCUENTROS DE DESPEDIDA

No obstante, Bengoetxea VI tiene previsto estar presente en "frontones pequeños" desde que se ponga fin a su laureado tránsito por Baiko. Eso sí, confirma que no estará ligado a "ninguna empresa" durante ese epílogo. "Es un día un poco triste", señala el manista, que lleva la friolera de 1.005 encuentros disputados en 19 años.

Oinatz es el último campeón de Baiko. Y es que, el último título de la operadora bilbaina data de 2017 con el triunfo en el mano a mano del leitzarra sobre Iker Irribarria (22-18).

Concluirá su etapa en la Liga de Empresas con cinco partidos de despedida: el 26 de diciembre estará presente en el frontón Bizkaia de Bilbao, el 2 de enero en el Ogueta de Gasteiz, el 16 de enero en el Atano III de Donostia, el 24 de enero en el Beotibar de Tolosa y el 29 de enero en el Labrit de Iruñea. "En el Labrit debuté y es el frontón más especial para mí", destaca.

NADA QUE REPROCHAR A NADIE

Respecto a su salida, Bengoetxea VI desbroza que "no tengo nada que reprochar a nadie. Solo agradecimiento" y destaca que toma "con normalidad" la no renovación. "Hay pelotaris más importantes que yo ahora mismo en la empresa. Han decidido acabar con mi ciclo, pero no es solo mi caso, antes ya hemos visto ejemplos como Arretxe II, Ibai Zabala u Olaizola II. Los veteranos han ido cayendo poco a poco y ahora me ha tocado a mí", cuenta Bengoetxea VI.

"Sabía que esto iba a llegar. Cumpliré la ilusión de los veinte años, pero de otra manera, fuera de la primera línea. Jugaré partidos en pueblos pequeños. Después de esta despedida haré otra a mi manera, más personal", argumenta. La idea es colgar el gerriko en Leitza en octubre de 2022.

UNA BONITA METÁFORA

"Jugaré los partidos que me apetezcan, pero no voy a firmar ningún contrato con ninguna empresa", advierte Bengoetxea VI, quien relata que "es una etapa que no hemos planteado aún. Me parece algo bonito estar presente en los pueblos pequeños. Está bien hacer los veinte años aunque no esté en la primera línea, en los frontones grandes. Al fin y al cabo, empecé a jugar partidos de blanco en pueblos pequeños. Es una bonita metáfora para acabar".

Así las cosas, con Baiko no se acaba la carrera de un manista único, que ha cosechado cuatro txapelas: Manomanista de 2008 y 2017, Campeonato de Parejas de 2015 con Untoria y Cuatro y Medio de 2016; además ha sido finalista del Cuatro y Medio (2012) y del Parejas en otras dos ocasiones (2005 y 2017).

TRIPLE CORONA Y GENERACIÓN DORADA

Es uno de los siete únicos pelotaris de la historia que han sido capaces de ganar en las tres modalidades. Completan el septeto de la Triple Corona leyendas como Retegi II, Arretxe, Olaizola II, Martínez de Irujo, Barriola o Urrutikoetxea, el único que queda en activo.

Además, con Bengoetxea VI se termina una generación dorada de la pelota a mano profesional. Era el último representante de los Olaizola II, Irujo, Xala, Berasaluze, Gonzalez, Titín, Patxi Ruiz, Barriola€

"Siempre he sido el más joven de una gran generación de pelotaris que pasará a los libros de historia y voy a ser el último en despedirme. He visto retirarse a muchos compañeros de cancha. No le puedo pedir más a la pelota: he hecho muchos años, he disfrutado del deporte y de la vida. No puedo hacer más que agradecérselo al pelotazale", admite el navarro.

EL CARIÑO DEL PÚBLICO

"Siempre he percibido un gran afecto del pelotazale. Eso lo llevo en el corazón. Será bonito despedirme de esta manera de los aficionados. Estos años he intentado ser honesto con mi manera de jugar y hacer un juego bonito. Estoy con el corazón abierto, porque así como me ha querido la gente, yo les quiero igual. Mando un gran abrazo a todos los pelotazales", revela el puntillero de Leitza.

"Si volviera a nacer, sería de nuevo pelotari. La pelota se siente muy dentro. Me he sentido un privilegiado. Solamente me quedo con las cosas buenas", dice Oinatz. "No sé que haré después. Si alguien me propone seguir vinculado a la pelota, me lo plantearé", remacha Bengoetxea VI.

noticias de deia