Todo cambió cuando llegó el 13

Elezkano y Zabaleta realizan 17 tantos seguidos para remontar a Urrutikoetxea y Aretxabaleta en Urretxu

27.03.2021 | 00:44
Urrutikoetxea en pleno gesto de golpear la pelota. Foto: Javi Colmenero

Urruti-Aretxabaleta13

Elezkano II-Zabaleta22

Duración: 54:28 minutos de juego.

Saques: 2 de Urrutikoetxea (tantos 5 y 8) y 2 de Elezkano II (tantos 16 y 18).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 407 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 8 de Urrutikoetxea, 9 de Elezkano II y 3 de Zabaleta.

Errores: 2 de Urrutikoetxea, 4 de Aretxabaleta, 1 de Elezkano II y 2 de Zabaleta.

Marcador: 1-0, 5-1, 6-2, 8-3, 9-3, 9-4, 10-4, 12-5, 13-5, 13-6 y 13-22.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimotercera jornada de la liguilla de los cuartos de final del Campeonato de Parejas de la LEP.M disputado en el frontón Ederrena de Urretxu. Encuentro a puerta cerrada.

bilbao – El 13 fue el número del partido de ayer. Muro para Mikel Urrutikoetxea y Andoni Aretxabaleta y despegue para Danel Elezkano y José Javier Zabaleta. Fue el momento de la reacción de los de Aspe. Estuvieron desconocidos hasta el 13-5, pero a partir de ahí algo cambio. Elezkano empezó a entrar más en juego y Zabaleta a dominar gracias a su enorme pegada. La historia de siempre en este Parejas. Los líderes encontraron su tono y Urrutikoetxea y Aretxabaleta pasaron de sorprender a verse sorprendidos, a no encontrar manera de hacer un nuevo tanto y caer por 13-22. Con esta victoria, la combinación más fuerte del campeonato hasta el momento logró la clasificación directa para las semifinales y los de Baiko se ven abocados a una última jornada llena de tensión, en la que pugnarán por entrar en el play-off.

La noticia de la participación de Aretxabaleta en el partido llegó el mismo día. Ander Imaz tuvo que aislarse por un positivo por covid de un contacto estrecho y el markinarra tuvo que sustituirle. Fue un compromiso lleno de exigencia. En un momento crítico del Parejas y ante la pareja más en forma del momento. Ante esa situación, el guardaespaldas vizcaino se agarró al trabajo. En la primera mitad fue capaz de aguantar a su rival en los cuadros largos con mucha seguridad. Apenas erró y además fue capaz de quitarle el aire en muchas ocasiones a Elezkano. Sin embargo, con el paso del partido, el dominio de Zabaleta fue a más y Aretxabaleta terminó sufriendo ante el bombardeo que se le vino encima.

Pese a lograr la victoria con cierta solvencia, los líderes se encontraron con una resistencia inesperada en el encuentro de ayer. Urrutikoetxea y Aretxabaleta, movidos por la necesidad de sacar puntos lo antes posible, comenzaron mucho más enchufados y empezaron a sumar tantos uno tras otro ante la impotencia de sus rivales. El todoterreno de Zaratamo encontró todos los ángulos en los primeros compases y alternando jugadas de manual con remates llenos de riesgo hizo mucho daño. Además, Urrutikoetxea no solo fue brillo, también fue trabajo. No se escondió a la hora de quitar las pelotas complicadas a su compañero y eso provocó numerosos cambios de tendencia en el tanto, favoreciendo claramente a los colorados.

Pero entonces llegó el cartón 13 y todo cambió. Elezkano y Zabaleta subieron una marcha más a su juego y todas las opciones de los colorados desaparecieron de golpe. Urrutikoetxea dejó de encontrar pelotas con las que hacer daño y Aretxabaleta sufrió mucho ante Zabaleta.

El etxarrendarra, que comenzó frío y cometiendo un par de errores en situaciones sencillas, creció con el paso del partido. Así, los azules igualaron primero a trece y luego se fueron directos hasta el 22 firmando una tacada de 0-17.

noticias de deia