Parejas

La solidez sostiene a Ezkurdia y Martija

En un partido gris en el Mimetiz, la pareja navarra, menos fallona, derrota a Víctor y Mariezkurrena II

01.02.2020 | 06:22
Joseba Ezkurdia se mantuvo firme para obtener otro triunfo con Martija.

Duración: 64:20 minutos.

Saques: 1 de Ezkurdia (tanto 3).

Pelotazos: Se cruzaron un total de 607 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 7 de Ezkurdia, 2 de Martija, 7 de Víctor y 3 de Mariezkurrena II.

Errores: 5 de Ezkurdia, 1 de Martija, 8 de Víctor y 4 de Mariezkurrena II.

Marcador: 1-0, 1-2, 3-2, 3-3, 4-3, 4-7, 5-7, 7-7, 7-8, 8-8, 8-9, 9-9, 12-9, 12-10, 13-10, 13-11, 14-12, 14-13, 15-13, 15-14, 16-15, 17-16 y 22-16.

Incidencias: Buena entrada en el frontón Mimetiz de Zalla para el duelo del Parejas de Primera.

Bilbao - El frontón de Zalla, con su evocador nomenclatura, Mimetiz, y su color azul pintón y atractivo, oscureció en el Parejas. El tono gris plomo, tal vez marengo del duelo, ganó terreno. En esa grama de grises, con algún trazo perla destellante, se movió el debate entre Ezkurdia-Martija y Víctor, nuevamente sustituto de Bengoetxea VI, y Mariezkurrena. En una noche con su viento sur y su temperatura primaveral, de terraceo, y que invitaba al disfrute se impuso la espesura, el trazo grueso y los errores. En ese bosque trabado, escaso de atractivo, la eficacia de la pareja navarra resultó suficiente para desactivar a Víctor y Mariezkurrena, evaporados al final, cuando encallaron en la isla de los suspiros y cayeron por 22-16 ante Ezkurdia y Martija, dichosos en Zalla a pesar del escaso vuelo del partido. El punto es un tesoro para la carrera de los navarros por la segunda plaza del campeonato, que otorga el pase directo a las semifinales. Para Víctor y Mariezkurrena, la derrota supuso otra muesca más que exhibir en la pared del sótano, la sala de estar del binomio.

El arranque igualó la contienda por lo bajo. El choque, en realidad, nunca adquirió rango ni altura. Nadie lograba alcanzar ventajas de más de tres tantos, enredadas ambas parejas, como ajenas y extrañas, en una concatenación de errores y aciertos, pero sin un hilo conductor o un patrón reconocible. Las igualadas se sucedían con algunos buenos remates, pero escaseaban las tacadas. Era un baile agarrado, escaso de ritmo y tantos de escaso linaje. Víctor y Ezkurdia, pistoleros de gatillo fácil, buscaron pelea adelante y Mariezkurrena y Martija se retaron en los cuadros largos. Al duelo le faltaba colmillo. Probablemente, el hecho de que el riojano y el navarro no tengan opción alguna restó emoción a la discusión, que apenas eran unas voces cruzados sin demasiado armazón. En esa tesitura, la seriedad de Martija en la zaga y el poder de Ezkurdia les validó alcanzar el meridiano con tres tantos de ventaja 12-9 después de varias igualadas.

acumulación de errores A partir de ese instante, sin arabescos ni fantasía, el delantero de Arbizu impuso su estatus mientras su joven zaguero apretaba a Mariezkurrena. Algún retazo de Víctor, siempre eléctrico, capaz de lo mejor y de los menos bueno, mantuvo la incertidumbre en el marcador. Un gancho del delantero de Ezcaray y un buen pelotazo de Mariezkurrena alumbraron el 14-13. Respondió Ezkurdia con un dos paredes magnífico para tomar dos tantos de renta antes de que Mariezkurrena limara con una cortada estupenda y colocará el 15-15. Un error de Víctor y otro de Ezkurdia anunciaron el desenlace, donde el riojano y el navarro sumaron más debes en su cuenta corriente para claudicar en un duelo escaso de atractivo ante la solidez de Ezkurdia y Martija.