XLII Ikurriña de Getxo

La persecución de Santurtzi

Orio lidera desde el segundo largo para ganar en aguas de Getxo y la 'Sotera' afianza su liderato en la Eusko Label Liga pese a seguir sin ganar ninguna jornada

18.07.2020 | 20:50

Santurtzi vive inmerso en una persecución. En la búsqueda de esa primera victoria en la Eusko Label Liga que semana a semana le es esquiva. La Sotera es una constante en los primeros puestos, incluso cada regata que pasa su liderato está mas fortalecido gracias a su enorme regularidad en una liga marcada por todo lo contrario. Su sueño de conquistar la Corona gana enteros a cada palada, pero le falta la guinda. Diferentes rivales se le cuelan por delante y los entrenados por Iker Zabala siguen sin poder lograr ningún triunfo parcial. Ayer en Getxo la tónica se repitió. Santurtzi salió más líder y ya son ocho los puntos de ventaja que saca sobre su más inmediato perseguidor. Sin embargo, otra vez más tuvo que ver desde fuera la ceremonia de la entrega de la bandera. Orio, que supo defender su liderato con uñas y dientes durante toda la regata, venció a los santurtziarras por un escaso margen y acabó ondeando la bandera getxotarra.

La victoria de Orio tuvo mucho mérito. Fue una lucha constante. Siempre en tensión y sin momento para la relajación. Los oriotarras mandaron durante la mayor parte de la regata pero eso no hizo que su victoria fuera sencilla. Santurtzi y Urdaibai acosaron a los aguiluchos en todo momento. Siempre a la espera de un error o de que llegara cualquier síntoma de flaqueza. La San Nikolas logró una ventaja de tres segundos y erigió una muralla con respecto a ese margen. Tres segundos nada más. Solo un bote y al mismo tiempo un abismo que ni bermeotarras ni santurtziarras fueron capaces de rebasar.

Orio, Santurtzi y Urdaibai cogieron la proa de la regata en los primeros metros de la tanda de honor. Las tres traineras llegaron a liderar la prueba, pero ninguna pudo lograr ninguna renta significativa hasta después de la primera ciaboga. Ahí, los oriotarras dieron un pequeño golpe y lograron escaparse ligeramente. Fue solo un pequeño cambio de ritmo, un acelerón antes de volver a la igualdad. Los tres líderes volvieron a calcar sus tiempos y las diferencias apenas se movieron. Ese ritmo constante empezó a hacer mella a los remeros y los primeros en caer fueron los de la Bou Bizkaia. Urdaibai hizo una gran regata pero le faltó fuerza para mantenerse en la pelea hasta el final y tuvo que conformarse finalmente con el tercer puesto.

Sin Urdaibai en la pelea, la bandera se convirtió en cosa de Orio y Santurtzi. Los remeros santurtziarras tiraron de corazón en el largo final y trataron de acabar con la resistencia oriotarra. Esos tres segundos que parecieron infranqueables empezaron a ser una renta posible de recortar y la Sotera soñó con su primer triunfo en una jornada de la Eusko Label Liga cuando se colocó a un segundo. Solo 300 metros por remar y las dos traineras viajaron prácticamente a la par, solo unas pocas tostas dieron una ligera ventaja a Orio. Aunque para culminar la remontada debe llegar el momento de ponerse por delante y Santurtzi no lo hizo. Dio un pequeño respiro a los oriotarras y estos tomaron una bocanada de oxígeno que fue clave. En vez de ponerse a la par, la San Nikolas volvió a marcharse y el campo de regatas se hizo corto para un Santurtzi que deberá esperar por lo menos un día más para estrenarse en la ACT.

Orio, Santurtzi y Urdaibai estarán acompañados hoy en la tanda de honor por Zierbena. Los galipos marcaron un registro que les convirtió en claros candidatos a la bandera. Superaron en su manga por diez segundos a Hondarribia y dejaron muy atrás a Cabo y Lekittarra. Vencer con tanta solvencia les hizo pensar en un posible triunfo, pero el buen hacer de los tres primeros clasificados les dejó sin esperanzas en el primer largo. Aun así, los entrenados por Juan Zunzunegui marcharon del campo getxotarra con más confianza después de confirmar que van dejando atrás su mal inicio.


PELEA POR EL DESCENSO

Al igual que los primeros puestos, las posiciones de abajo también viven un continuo cambio. Cada punto es oro en la lucha por la salvación y meter botes por medio es un gran éxito. Ayer, Zarautz salió vencedor de esta agónica batalla al finalizar en séptima posición. Por su parte, Kaiku, aunque tiene más lejos el play-off recuperó algo de moral con su noveno puesto. No les fue tan bien la cosa a Ondarroa y Lekittarra. Los dos botes estuvieron lejos de su mejor nivel y se hundieron en sus respectivas tandas. Solo una sanción de tres segundos por abordaje a Ares les permitió no ocupar los dos últimos lugares de la clasificación del día.