RBC Heritage

Unos brotes verdes

Rahm acaba lejos de los primeros puestos en el RBC Heritage pero muestra signos de recuperación en su juego con varias fases de un buen golf

22.06.2020 | 00:39
Jon Rahm observa la trayectoria de la pelota durante la última jornada del RBC Heritage. Foto: Afp

Bilbao – El RBC Heritage sirvió para que Jon Rahm pusiera otra piedra más en la recuperación de su mejor juego, en volver a ser ese golfista regular que pelea cada fin de semana entre los diez mejores del torneo. En Hilton Head los diez primeros puestos también quedaron demasiado lejos, pero las sensaciones no fueron del todo malas. El vizcaino realizó un mal primer día y a partir de ahí logró resarcirse para dejar muchos detalles de buen golf y entregar tarjetas por debajo del par del campo una y otra vez. Solo los últimos nueve hoyos impidieron que Rahm acabara más cerca de la cabeza y finalmente entregó una tarjeta de tres golpes por debajo del par del campo para un total de menos doce. Las condiciones climatológicas detuvieron el torneo y al cierre de la edición, un grupo de más de diez golfistas mantenían sus opciones de hacerse con el título, entre ellos Justin Thomas. El estadounidense protagonizó la gran remontada del torneo al acabar el jueves en la posición 101 y llegar hasta liderar el torneo durante la jornada de ayer.

En este torneo a Rahm le faltó algo de consistencia en su juego, una regularidad que no le hiciera ir de más a menos en cada jornada. Los últimos nueve hoyos del recorrido se le atragantaron a Rahm. Ayer, otra vez más, vio como el botín obtenido en el inicio se esfumó después de un mal final. El golfista de Barrika solo necesitó tres hoyos para firmar su primer birdie y le dio continuidad en el par tres del hoyo 4, una de sus asignaturas pendientes en el RBC Heritage. El vizcaino entró en una fase de juego que rozó la perfección y llegó a lograr otros dos birdies para encadenar una serie de cuatro hoyos por debajo del par.

Pero un bogey en el 9 paró en secó el ritmo del barrikoztarra. Rahm no acertó desde el tee y el segundo golpe se fue al búnquer, quedando la bola muy hundida, lo que provocó que no la pudiera sacar con el tercero. Ese lastre le hizo cometer un bogey salvado a duras penas. Fue el parón definitivo. Otro bogey en el 11 le hizo perder posiciones y aunque recuperó algo con el birdie del 12, solo pudo sumar pares uno tras otro hasta culminar otra vuelta con un resultado discreto pero que dejó brotes verdes en su juego.

CURSO DE CELLES Por otra parte, Eduardo Celles, entrenador de Jon Rahm, y José Vicente Pérez, director de Formación de la PGA España, impartirán un curso de golf on line que arrancará el próximo día 29 y estará centrado en los fundamentos reales del swing.

noticias de deia