Bayern Múnich 3 - 0 Barcelona

Otro desastre del Barça ante el Bayern

El Barça de Xavi Hernández queda eliminado de la Liga de Campeones tras ser retratado en Múnich

09.12.2021 | 00:53
Coman pugna por el balón con Gavi.

Bayern Múnich 3

Barcelona 0

BAYERN MÚNICH: Neuer; Pavard, Süle (Min. 78, Nianzou), Upamecano, Davies (Min. 71, Richards); Tolisso (Min. 60, Mar Roca), Sané, Musiala, Coman (Min. 71, Sarr); Müller y Lewandovski.

BARCELONA: Ter Stegen; Araujo, Piqué, Lenglet; Sergio Busquets, Dest (Min. 46, Nico), Frenkie de Jong (Min. 73, Riqui Puig), Gavi (Min. 86, Demir), Jordi Alba (Min. 31, Mingueza); Dembélé (Min. 73, Coutinho) y Memphis.

Goles: 1-0: Min. 34; Muller. 2-0: Min. 43; Sané. 3-0: Min. 62; Musiala.

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía). Mostró tarjeta amarilla a Sergio Busquets, Araujo y Richards.

Incidencias: Partido disputado en el Allianz Arena a puerta cerrada por las restricciones de la pandemia.

El Barcelona confirmó en Múnich que ahora mismo pertenece a la segunda división del fútbol europeo y jugará la Liga Europa tras caer goleado de nuevo ante el Bayern (3-0), que volvió a atropellarle sin piedad en la noche que necesitaba un milagro. Arropado por tres centrales atrás, pero con las líneas adelantas, salió a buscar al Bayern arriba y, en menos de diez minutos, ya había amenazado la meta de Neuer con un disparo desde la frontal de Jordi Alba y la primera internada por la izquierda de Dembélé, cuyo centro no acertaba Dest a rematar dentro del área. En su segunda aparición, Dembélé disparaba alto tras combinar con Memphis, pero las buenas intenciones del conjunto catalán se fueron diluyendo a medida que su rival fue soltándose en ataque y superando la presión inicial con balones largos para que sus delanteros le ganaran una y otra vez la espalda a la zaga azulgrana.

Davies superaba por banda izquierda en cada duelo a Dest –muy activo en ataque pero errático en el repliegue– y Sané empezaba a parecer entre líneas para llevar la zozobra al cuadro catalán. El Barça ya no tenía el balón y empezaba a sufrir en cada llegada alemana. Ter Stegen le sacaba el gol de las botas a Lewandoski tras una internada de Müller desde la izquierda y, Jordi Alba, que había forzado para jugar tras acabar con molestias el partido ante el Betis, no podía más y pedía el cambio antes de la media hora.

Salía Mingueza sin apenas calentar consciente de la papeleta que se le venía encima: parar a Coman por banda derecha. Y el atacante francés lo desbordaba nada más entrar en el campo para poner un centro que Musiala cabeceaba a las manos de Ter Stegen. Era el segundo aviso bávaro. En la jugada siguiente, Lewandoski encaraba a Piqué y centraba al segundo palo para que Müller cabeceara el 1-0, a los 34 minutos, ante la pasividad de Mingueza y Lenglet. Y poco después, Ter Stegen se comía un trallazo de Sané desde fuera del área.

El final de la primera mitad frenó la sangría visitante. Pero el Bayern, uno equipo que no sabe dosificarse y que es incapaz de especular, fue a por más tras la reanudación. El Barcelona, que ya sabía que el Benfica estaba ganando con comodidad al Dinamo de Kiev en Lisboa, necesitaba hacerle tres goles al Bayern en 45 minutos. Y mantuvo el tipo con dignidad en un partido de hombres contras niños, consciente de que no está ahora mismo para hacer milagros, y menos en Europa.

Davies, una pesadilla para la defensa visitante durante todo el partido, rompía por velocidad a Araujo y le regalaba el tercero a Musiala a media hora para el final. El Barcelona ya no forma parte de la clase noble europea veinte años después de la última vez que se quedó fuera de disputar las eliminatorias de la Liga de Campeones.

noticias de deia