El PSG pincha ante el Brujas

Messi, Mbappé y Neymar, que por primera vez coincidieron en el once titular, pinchan en Bélgica

16.09.2021 | 01:05
Messi conduce el balón ante Balanta.

Brujas 1

PSG 1

BRUJAS: Mignolet; Clinton Mata, Hendry, Nsoki; Sobol, Sowah (Min. 90, Maouassa), Rits, Vanaken, Balanta, Sobol; De Ketelaere y Lang.

PSG: Navas, Hakimi, Marquinhos, Kimpembe, Diallo (Min. 24, Mendes), Paredes (Min. 46, Pereira), Wijnaldum (Min. 46, Draxler), Herrera, Mbappé (Min. 50. Icardi), Messi y Neymar.

Goles: 0-1: Min. 15; Herrera. 1-1: Min. 27; Vanaken.

Árbitro: Sandro Schärer (Suiza). Amonestó a los visitantes Paredes y Messi; y a los locales Noa Lang y Álvarez Balenta.

Incidencias: Partido de la primera jornada del grupo A de la Liga de Campeones disputado en el estadio Jan Breydel de Brujas ante unos 28.000 espectadores.

En el esperado estreno del tridente ofensivo formado por Leo Messi, Neymar y Kylian Mbappé, el París Saint-Germain sufrió para cosechar un empate en su visita a Brujas ante un conjunto belga que anuló el talento del club francés con intensidad y osadía. En el estreno de Messi en Liga de Campeones con el PSG, tras 120 tantos en 149 partidos en la competición con el Barcelona, la inesperada estrella del partido fue Hans Vanaken, autor del gol del empate para los suyos y líder del equipo flamenco en el centro del campo.

Al PSG, con la plana mayor de su directiva en el palco, se le atragantó el caramelo belga, y su explosiva delantera apenas inquietó la meta local en un partido que los parisinos afrontaban sin el centrocampista Marco Verratti, con molestias en la rodilla izquierda, ni Sergio Ramos, que se recupera de una lesión en el soleo del muslo izquierdo.

El Brujas, líder en solitario en la liga belga, se presentaba ante el todopoderoso PSG como un equipo humilde sin nada que perder y mucho que ganar en el señalado duelo, según había dicho el técnico, Philippe Clement. Y ante unos 28.000 aficionados congregados en el estadio Jan Breydel, los belgas sacaron petróleo del yacimiento de talento del flamante equipo qatarí de la liga francesa, eclipsando a sus estrellas.

El PSG aguanó el empuje de los locales, extramotivados ante su gran partido de gala y esperando su oportunidad, que acabaría llegando. Lo hizo transcurrido un cuarto de hora de juego gracias a Ander Herrera, que recibió un centro raso de Mbappé en el punto de penalti y fusiló la red de Mignolet. Y entonces el partido empezó a salirse del guión, porque los belgas no se arrugaron, siguieron merodeando el área francesa y encontraron su recompensa. Su capitán, el internacional belga Hans Vanaken, clonó el gol que minutos antes había marcado el PSG, aunque esta vez por la izquierda, a pase de Eduard Sobol.

noticias de deia