Laliga santander

La Real se duerme en los laureles

Joaquín, en el añadido, culmina la remontada bética ante un rival que no sabe ganar en su propio estadio

24.01.2021 | 01:07
Alegría de Canales tras anotar el primer gol bético y decepción de Remiro y Guevara. Foto: Efe

Real Sociedad2

Betis2

REAL SOCIEDAD: Remiro; Gorosabel (Min. 65, Zaldua), Zubeldia, Le Normand, Monreal; Guevara, Guridi, Merino (Min. 76, Zubimendi); Portu (Min. 82, Januzaj), Oyarzabal (Min. 76, Barrenetxea) e Isak (Min. 82, Jon Bautista).

BETIS: Robles; Emerson, Mandi, Ruiz, Miranda; Canales, Paul (Min. 55, Carvalho), Lainez (Min. 67, Rodri); Fekir (Min. 78, Joaquín), Guardado (Min. 55, Tello) y Loren (Min. 67, Sanabria).

Goles: 1-0: Min. 48; Isak. 2-0: Min. 56; Oyarzabal. 2-1: Min. 85; Canales. 2-2: Min. 92; Joaquín.

Árbitro: Soto Grado. Amonestó a Merino, Zaldua, Miranda y Paul.

Incidencias: Reale Arena, sin público.

Donostia – La Real Sociedad mantiene su mala racha en Anoeta, donde no gana desde primeros de noviembre, y cedió el empate ante un Betis que levantó un 2-0 en el tramo final con goles de Sergio Canales y Joaquín, este último en el tiempo añadido, y el equipo de Imanol Alguacil confiado en la victoria.

Sin ocasiones claras de gol en la primera mitad, el balón iba de una a otra área antes de morir, aunque en una de ellas Le Normand jugó con fuego en un cuerpo a cuerpo con Canales, que reclamó penalti.

La oportunidad que tuvo Fekir ilustró a la perfección lo ocurrido en ese periodo, una gran conducción verdiblanca, porque calidad había en ambos equipos, puso un balón fuera del área para el francés, que disparó duro pero inocente sin complicar la vida a Remiro cuando pudo haber sacado algo más.

La Real tuvo su única ocasión cerca del descanso, en una trenzada combinación que no culminó Guridi porque se encontró al mejor Robles para desbaratar una clara opción para los vascos.

Alexander Isak había estado desaparecido en el primer período, justo cuando su equipo más le necesita tras la salida de Willian José, y éste respondió en el inicio del segundo tiempo con el gol que desequilibraba el partido.

Isak había rematado primero una jugada de Oyarzabal y el balón lo repelió un defensa bético en la línea de gol, la acción continuó y un balón dividido se lo llevó Merino para terminar en las botas del delantero sueco, que, en su segundo remate, batió a un Robles al que se le coló el balón entre las piernas.

Ahí acabó momentáneamente la resistencia del Betis. Pellegrini trató de mover ficha con la entrada de Carvalho y Tello, pero antes de que tomaran posición en el campo una fulgurante contra local, con tres pases, la finalizó Oyarzabal para superar con sutileza a Robles y convertir en asistencia el pase de Isak.

Más efecto tuvo la llegada de Joaquín en los últimos minutos porque de sus botas surgió el centro que remató de cabeza, libre de marca, Canales para acortar distancias ante su exequipo, pero lo peor estaba por llegar para los guipuzcoanos, que vieron cómo Joaquín empató el choque en el añadido ante la desesperación de Imanol Alguacil.