Osasuna está ya salvado

Dos goles de Gallego, el segundo en el 96, hunden al Leganés,que pudo ganar y acabó derrotado

28.06.2020 | 00:25
El jugador del Osasuna Enric Gallego disputa un balón con el defensa griego del Leganés, Siovas, y con Roque Mesa

Osasuna2

Leganés1

OSASUNA: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Aridane, Unai García, Estupiñán; Darko (Min. 63, Íñigo Pérez), Fran Mérida (Min. 63, Jon Moncayola); Roberto Torres (Min. 88, Kike Barja), Adrián (Min. 80, Lato), Rubén García (Min. 80, Cardona); y Gallego.

LEGANÉS: Cuéllar; Ruibal (Min. 46, Avilés), Awaziem (Min. 46, Rosales), Siovas, Rodri Tarín, Rodrigues; Rubén Pérez, Roque Mesa (Min. 92, Manu Garrido); Bryan Gil (Min. 61, Silva), Assalé (Min. 80, Eraso) y Guerrero.

Goles: 1-0: Min. 9; Gallego. 1-1: Min. 50; Avilés. 2-1: Min. 96; Gallego.

Árbitro: Javier Arberola Rojas (Comité Castellano-manchego). Amonestó a Darko, por parte de Osasuna, y a Awaziem, por el Leganés.

Incidencias: El Sadar, a puerta cerrada.

iruñea – Osasuna logró una victoria en el minuto 96 gracias a un gol de cabeza de Enric Gallego que sirve para firmar virtualmente la permanencia de su equipo, todo lo contrario que el Leganés, que estuvo cerca de lograr el triunfo y acabó perdiendo y complicando aún más sus opciones de alcanzar la salvación.

Osasuna sabía de la importancia de la cita, de que un triunfo le servía para certificar su continuidad en la elite y salió con todo a por el partido con la idea de amarrar más todavía una permanencia que prácticamente la tiene asegurada.

En el minuto 9 de partido llegó uno de los goles de la jornada. Fran Mérida consiguió poner un centro después de una buena jugada colectiva y Enric Gallego remató de manera acrobática para firmar un gol de fantasía.

A partir de entonces, el conjunto madrileño perseveró hasta tener su ocasión más clara hasta el momento. Bryan Gil falló solo ante un valiente Herrera que no dudó en ir con todo abajo.

La segunda parte comenzó con el Leganés lanzado a por el empate, mientras que los rojillos no sabían encontrar su versión competitiva para amarrar el encuentro.

Aguirre metió en el descanso a Javier Avilés para que el chaval revolucionase el partido con un auténtico golazo. El madrileño emuló en el minuto 50 a su compañero Óscar Rodríguez con un disparo seco desde fuera del área que se coló por la escuadra derecha de la portería defendida por Herrera.

El Leganés continuó asediando la portería de un Osasuna que vio como su rival quería llevarse tres puntos de un Sadar que vivió su primer partido desde la dolorosa derrota por 0-5 ante el Atlético.

Los de Arrasate pasaron verdaderos apuros para no verse en desventaja antes de que el tiempo extra, Enric Gallego firmase de cabeza su segundo gol de la tarde para acercar la salvación a los rojillos y hundir más a un Leganés que rozó la victoria y acabó perdiendo para quedar en una situación más que delicada.