River-Portu, alto voltaje

Los dos mejores vizcainos de Tercera se miden mañana en Las Llanas, donde se enfrentarán Zumalakarregi y Txopi

14.02.2020 | 06:16
Ángel Gándara y Jaime Zumalakarregi posan con las camisetas de sus clubes en Las Llanas.

Ezkerraldea se despertará mañana con un gusanillo en el estómago. El motivo, el derbi que medirá en Las Llanas a Sestao River y Portugalete a las 19.00 horas. Frente a frente, los dos colosos de Tercera División, con permiso de un Vitoria que se ha colado en la lucha por el trono. El duelo reunirá a dos jugadores curtidos en mil batallas, muchas de ellas formando doble pivote como compañeros. Y es que durante cinco temporadas compartieron vestuario al otro lado de la Ría, en el Arenas, donde celebraron juntos un ascenso. Jaime Zumalakarregi (Algorta, 1986), que ejercerá de anfitrión, y el jarrillero Ángel Gándara -más conocido como Txopi- (Salamanca, 1985) desean vivir de nuevo, cada uno por su lado, aquella sensación. El choque puede ser un gran paso, pues está en juego el liderato y acabar campeón multiplica las opciones en el play-off.

"Ellos utilizan más el juego directo y son fuertes en las áreas, mientras que nosotros tenemos algo más de facilidad a la hora de elaborar el juego. El estilo que se imponga será el que se lleve el gato al agua", analiza Zumalakarregi, ante su segundo curso en el River. "Son partidos que generan más ruido y se espera un partidazo, pero luego a lo mejor queda 1-0 o 0-0 y parece que no ha pasado nada. Esperamos un duelo difícil, como todos los que se juegan en Las Llanas, pero tenemos opciones de dar la campanada", avisa Txopi, que vive su tercera campaña en un Portu en el que milita su hermano Roberto.

Los de Sestao afrontan la cita en lo más alto de la tabla con 49 puntos, tres más de los jarrilleros, terceros a pesar de que durante muchas semanas fueron ellos quienes ostentaron el liderato. Entre medias, se ubica un Vitoria igualado a puntos con los de Las Llanas. "Es un equipo joven, dinámico y con presupuesto, estaba claro que también iba a estar ahí", indica Txopi sobre el filial del Eibar. "No ha tenido muchas bajas respecto al pasado curso en Segunda B y sabíamos que iba a ser competitivo", añade Zumalakarregi. Acabar campeón se antoja clave para lograr el ascenso, ya que "tienes red y te da la opción de subir en una eliminatoria, ir a tres se hace largo", resume el del Portu. El del River rebaja la presión. "Allana el camino, pero tampoco certifica nada, como les pasó a ellos el año pasado. Si quedamos primeros mejor, pero sabemos que para subir debemos ser competitivos en mayo y junio".

En el duelo disputado en La Florida en la primera vuelta, los aurinegros se impusieron con un contundente 4-1. Con un hat-trick, el héroe de ese derbi fue un Adrián Güemes que se perderá el de mañana por sanción. Dicha baja no sirve de excusa para Txopi, ya que "tenemos una plantilla amplia y competitiva para plantar cara y, por qué no, para ganar". En aquel choque, el River acabó con tres expulsados, entre ellos el propio Zumalakarregi, que desea sacarse la espina "no por revancha, sino por lo que supone el derbi para la Margen Izquierda. Se vivirá un ambiente bonito y queremos ganar". En la porra, el local apuesta por un 1-0 y el visitante por un 0-1.

Durante 90 minutos, aparcarán una amistad forjada durante cinco temporadas en el Arenas, adonde llegaron en verano de 2012 para buscar el ascenso a Segunda B, objetivo que alcanzaron en 2015 para devolver a los getxotarras a dicha categoría 35 años después. Ahora son piezas claves de dos equipos que "el año pasado nos quedamos a las puertas de subir", apunta Zumalakarregi, que en los últimos años ha ido atrasando su posición hasta la de central pese a que en sus inicios actuaba de mediocentro o incluso de extremo. "Fue una pena lo que nos pasó el año pasado a los dos equipos, nos quedamos a un gol de subir tras la gran temporada que hicimos. Fue un palo duro", subraya Txopi.

El mediocentro salmantino llegó al fútbol vizcaino en 2007 para jugar una campaña en el Lemona, a donde retornó en 2011 para no volver a salir de Bizkaia. "Me identifico mucho con la gente de aquí y estoy tan a gusto que me voy a quedar aquí a vivir", explica. Tanto él como Zumalakarregi, que además de jugar a fútbol ejerce de profesor de Primaria, tienen 34 años, pero ninguno piensa aún en la retirada. "El DNI es un número, me encuentro bien física y mentalmente, así que cuerda todavía tengo para un rato", bromea el del River. "Mientras me sienta útil, seguiré. Cuando me pasen como aviones, lo dejo", añade el del Portu.