Copa

El Barakaldo busca una fiesta en Lasesarre

12.01.2020 | 06:20
Los jugadores del Barakaldo celebran su victoria en la anterior ronda de Copa.

El conjunto fabril, arropado por su afición, intentará sorprender a un Rayo Vallecano con muchas bajas

Barakaldo - Día grande para el Barakaldo. Lasesarre se vestirá hoy de gala, a partir de las 17.00 horas, para recibir al Rayo Vallecano en la segunda ronda de la Copa, en una jornada festiva que servirá para recuperar la ilusión en el entorno de una entidad en horas bajas. Muestra de ello serán los diferentes actos que darán colorido a la jornada en el municipio fabril para animar a los indecisos a acercarse al campo. Un pasacalles recorrerá la zona centro desde las 12.00 horas y, a continuación, los equipos inferiores del club gualdinegro celebrarán una comida en la Plaza Europa. Los aficionados recibirán al autobús del equipo y lo acompañarán hasta el estadio, donde los equipos del fútbol base arroparán a los jugadores haciéndoles un pasillo a la entrada de los vestuarios. Las peñas del Barakaldo y del Rayo bajarán entonces hermanadas hasta Lasesarre, donde Ainhoa Hernández, jugadora del Zuazo y subcampeona del mundo de balonmano, realizará el saque de honor.

En lo puramente deportivo, el entrenador local, Hernán Pérez, podrá contar con todos sus efectivos a excepción de los lesionados de larga duración José Picón, que pasó por el quirófano hace algo más de un mes, y Héctor Nespral, que se perderá la temporada tras lesionarse ante el Logroñés en el encuentro liguero previo a las Navidades. El Rayo de Paco Jémez, por su parte, llegará con varias bajas en su once habitual. De hecho, hasta cinco jugadores son duda -Trejo, Ulloa, Comesaña, Abdoulaye y Advíncula- además de Velázquez, Bebé y Alberto, lesionados para varios meses.

Será la sexta vez que ambos equipos se vean las caras en Lasesarre desde la primera, en 1957. De cinco enfrentamientos en terreno fabril, el último en 1980 y todos en Segunda División, el Barakaldo ganó dos, con dos empates y una victoria de los vallecanos.

Lo que es seguro es que las gradas de Lasesarre se vestirán de gala y lucirán un aspecto pocas veces visto. Las 500 entradas enviadas por los locales a Vallecas se agotaron rápidamente pero, previsiblemente, muchos otros intentarán hacerse con un pase a partir de las 11.00 horas, cuando se abrirán las taquillas. Según fuentes del club gualdinegro, el fondo norte, el que ocuparán los aficionados visitantes, rozará el lleno, lo mismo que la tribuna sur, en la que quedaban muy pocas entradas en la tarde de ayer.

Todo ello supondrá una buena inyección para las vacías arcas del Barakaldo. Con el club inmerso en un concurso de acreedores, la recaudación y la capacidad de convocatoria del club serán buenos argumentos para facilitar la viabilidad económica del club, que por otro lado se embolsaría 35.000 euros por superar esta eliminatoria.

noticias de deia