LALIGA SANTANDER

Osasuna se sobrepone a la expulsión de Oier y Aguanta

17.12.2019 | 20:39
Chimy Ávila, celebrando su gol con sus compañeros.

Osasuna1

Sevilla1

OSASUNA: Juan Pérez; Moncayola (Min. 71, Unai García), Navas, David García, Estupiñán; Roberto Torres, Oier, Darko, Rubén García (m.75, Mérida); Cardona (Min. 28, Adrián) y Chimy Ávila.

SEVILLA: Vaclik; Navas, Koundé (Min. 58, Carrico), Dego Carlos, Reguilón; Banega, Fernando, Jordán (Min. 58, Vázquez); Munir, Óliver (Min. 78, Dabbur) y Chicharito.

Goles: 0-1: Min. 11; Munir. 1-1: Min. 47+: Chimy Ávila.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán). Expulsó por doble amonestación a Oier (m. 61). También enseñó tarjeta amarilla a Raúl Navas y Fran Mérida, por Osasuna, y a Koundé, Reguilón, Banega y Navas, por el Sevilla.

Incidencias: El Sadar, con 15.045 espectadores. Antes del encuentro, Adacen, asociación recientemente galardonada con la medalla de oro de navarra, realizó el saque de honor.

iruñea - Osasuna jugo la última media hora de partido con un jugador menos y así supo aguantar el empuje del Sevilla, que no pudo pasar del empate y se aleja de los líderes. Munir adelantó a los hispalenses en el tramo inicial del encuentro, pero el infatigable Chimy Ávila, con su sexto gol de la temporada, firmó el empate definitivo en la prolongación del primer periodo, en el que se produjo el susto de Marc Cardona, que tuvo que ser trasladado a la Clínica de Navarra con una conmoción cerebral.

Osasuna salió valiente al partido intentando inclinar el terreno de juego como es habitual en El Sadar hasta que el jugador del momento, Chimy Ávila, estrelló un buen testarazo a centro de Rubén García en el larguero en el minuto 5 de partido. Pero Éver Banega orquestó al Sevilla durante la primera parte y de sus botas salió un pase al hueco hacia un Munir que ganó la espalda a Estupiñán para desde la frontal del área adelantar al equipo andaluz.

Chimy Ávila aprovechó un pase de tacón de Adrián para fusilar a Vaclik, poner el empate y hacer estallar El Sadar, que luego sufrió tras la expulsión de Oier. - Efe