Orlando rechazó dimitir para que el grupo de Isusi cogiera el club

Los promotores de la SAD se ofrecieron para liderar desde ayer una nueva junta gestora en el Barakaldo

17.12.2019 | 19:49
Orlando Saiz, en su comparecencia del lunes ante los medios de comunicación.

Los promotores de la SAD se ofrecieron para liderar desde ayer una nueva junta gestora en el Barakaldo

BILBAO. La profunda crisis por la que atraviesa el Barakaldo no ofrece trazas de una solución cercana. Es más, el delicado momento va camino de enfangarse un poco más desde que se desvelara por parte de este periódico la histórica sanción de 1,1 millones de euros que elevó la Seguridad Social al club de Ezkerraldea por impagos e irregularidades cometidas durante cuatro temporadas consecutivas. Orlando Saiz, expresidente del club y cabeza visible de la Junta Gestora de la entidad aurinegra, amenazó en su comparecencia pública del lunes con convocar unas nuevas elecciones y omitió la propuesta que el pasado viernes, un día después de que solicitara la entrada en el preconcurso de acreedores, le trasladó el grupo de empresarios de la localidad que han promovido la reconversión del Barakaldo en Sociedad Anónima Deportiva (SAD) para hacerse cargo del club desde el mismo día de ayer, martes, en caso de que Orlando Saiz y los otros cuatro integrantes de la gestora presentaran su dimisión inmediata, según confirmó a DEIA Jesús María Isusi, exdirectivo y portavoz de este colectivo empresarial. Paradójicamente, el mandatario fabril insistió el lunes en que "aunque el cuerpo nos lo pida, de manera legal no podemos dimitir ahora mismo, aunque si pudiéramos, lo haríamos".

Isusi apuntó que los abogados contratados por la gestora de Orlando Saiz "nos llamaron para explicarnos la situación y a ver cómo se podía colaborar. Le trasladamos que con ellos no podía haber colaboración, que de los abogados nos fiábamos, pero de la junta, no; pero que si dimitían el lunes, el mismo martes nos comprometíamos a entrar con varias personas en una nueva junta gestora que llevara la negociación para intentar buscar una solución. Nos respondieron que dimitirían, pero cuando entrara el administrador concursal", condición que dicen no podían aceptar, para desmentir así las declaraciones del propio dirigente fabril en las que argumentaba su continuidad "por responsabilidad y porque alguien tiene que tomar decisiones".

El portavoz de este grupo de empresarios, que en su momento se involucró en depositar un millón de euros como ampliación del capital social con anterioridad a conocerse la dura multa impuesta por la Seguridad Social, rechaza la versión de Saiz de que la transformación en SAD la ha retrasado la masa social por su rechazo a las cuentas en las dos últimas asambleas y subraya que la demora la ha propiciado la actual gestora desde el pasado junio, cuando tenía el mandato del órgano soberano para llevar a cabo la reconversión. "Ahora hablan de integrarse en la junta cuando saben que les hemos dicho que con ellos es imposible, que si dimiten, estaríamos dispuestos a dar un paso adelante. Amenazan con marcharse e incluso disolver el club si no se presenta nadie a las elecciones, justo ahora que saben que en el momento en que entre el administrador concursal ellos no pueden decidir ya nada. ¿Para qué quieren gente nueva si saben que tienen atadas las manos con el concurso de acreedores?", se pregunta Isusi, quien recuerda que desde el club no se les reclamó ayuda en una anterior reunión, sino que "nos dijeron que necesitan dinero y que si estábamos dispuestos a pagar el millón de euros de la multa".

Isusi va más allá en su crítica a la gestora de Orlando Saiz, a la que acusa de "manipulación y de mentir", porque, añade, "aquí los únicos responsables son ellos, son unos encantadores de serpientes". "Clama al cielo decir que el único problema económico en estos cuatro años ha sido con la Seguridad Social, le parecerá poco generar un problema de un millón de euros que pone al club por primera vez en los 102 años de historia al borde de la desaparición. ¿Por qué no hacen público las actas y el relato de los hechos que ha denunciado la inspectora de la Seguridad Social? Y por no hablar de que ya hicieron un agujero de 100.000 euros con el caso de David Movilla (actual técnico del Zamora y al que el Barakaldo le debió indemnizar hace dos años por despido improcedente después de la crisis interna que se generó entre la Junta Directiva, la dirección deportiva y el entonces entrenador)", concluye.