Euskal Herria Kopa

El Athletic se queda sin opciones

Las rojiblancas no pudieron responder a una Real muy sólida que decidió con su juego y pegada para llevarse la Euskal Herria Kopa

09.02.2020 | 13:19
Las jugadoras del Athletic y la Real disputan un balón aéreo.

Las rojiblancas no pudieron responder a una Real muy sólida que decidió con su juego y pegada para llevarse la Euskal Herria Kopa

Real Sociedad3

Athletic0

REAL SOCIEDAD: Nanclares, Lucía Rodríguez, Mendoza (Min. 41, Etxezarreta), Maddi (Min. 81, Tejada), Iraia, Leire Baños (Min. 81, Olaizola), Itxaso, Bárbara Latorre (Min. 81, Bautista), Eizagirre (Min. 60, Palacios), Cardona (Min. 81, Lareo) y Nahikari.

ATHLETIC: Ainhoa, Moraza (Min. 74, Azkona), Gimbert, Unzué, Eunate, Valdezate (Min. 46, Sierra), Nekane, Maite Oroz, Erika, Lucía García (Min. 85, Ainhoa Alvarez) y Leia Zarate (Min. 46, Jone Ibáñez).

Goles: 1-0: Min. 31; Maddi. 2-0: Min. 38; Nahikari. 3-0: Min. 55; Leire Baños.

Árbitro: Lidia Barragán. Expulsó a la rojiblanca Gimbert (Min. 75) y mostró tarjeta amarilla a las rojiblancas Nekane y Valdezate; y a las realistas Maddi y Cardona.

Incidencias: Unos mil espectadores en Garmendipe en la final de la IX Euskal Herria Kopa.

Bilbao - Cambiaron los papeles en este nuevo derbi euskaldun con premio de título en juego y la Real Sociedad, que empieza la temporada como acabó la anterior venciendo y con la corona, enseñó los dientes con su pegada y se llevó la IX Euskal Herria Kopa para sus vitrinas por segunda vez. El balón parado mató al Athletic en la primera parte y dos errores de concentración, en dos faltas calcadas y medidas con rosca al área lanzadas por Itxaso Uriarte, supusieron dos tantos de la exrojiblanca Maddi y Nahikari, que cayeron como sendas losas pesadas imposibles de levantar. En la segunda parte un nuevo error en el retaguardia supuso el tercer tanto y el título para las donostiarras que fueron un conjunto mucho más sólido.

A los veinte segundos, Lucía García ya mostraba su velocidad. Pero fue un espejismo. Un balón en profundidad de Nahikari tampoco llegó Bárbara por muy poco. Lucía gozó de la mejor ocasión para inaugurar el marcador con un remate de cabeza al larguero. Leire Baños dio la réplica en un disparo dentro del área que se escapó fuera por muy poco. Las fuerzas estaban niveladas. Pero justo después del descanso reglamentario para refrescarse, Maddi Torre se adelantó a un balón en una falta que botó Itxaso al área y Ainhoa dudó en su salida. Y, después, una nueva falta con balón al área de Itxaso, esta vez Nahikari rozó el esférico de cabeza superando en la marca a Nekane y Ainhoa se quedó sin capacidad de reacción ante una finalización muy cercana. El Athletic quedó tocado. Y otra vez que Itxaso Uriarte lanzó a balón parado al área bilbaína y Maddi remató de cabeza alto. La Real había encontrado su filón y el Athletic se encontraba desnortado. Entre Eizagirre y Nahikari combinaron un balón a la espalda de la defensa y la primera con su finalización obligó a volar a Ainhoa para evitar el tercero.

En la segunda parte, Villacampa metió dos cambios para alterar la situación. Pero nada. Como pudo se quitó de encima Ainhoa el remate de Cardona a quemarropa que buscaba el tercero, de nuevo dentro del área pequeña tras deshacerse de Moraza. Y seguido, Leire Baños le robó el balón a Jone Ibáñez y con maestría logró un nuevo gol tras pillar a Ainhoa adelantada. Con algo más de media hora por delante el Athletic lo tenía muy difícil para nivelar la contienda. Lucía García escorada lo intentó con un remate que se marchó arriba. Lucía volvió a pisar línea de fondo y su pase lo remató Erika en línea de gol pero Nanclares evitó el tanto. Las donostiarras ya jugaron muy cómodas ante un Athletic incapaz de recortar en el marcador. Erika lanzó una falta y Nanclares respondió con una buena intervención. Después Nahikari buscó el póquer con una vaselina desde muy lejos, pero el balón se escapó por muy poco. Por dos veces Ainhoa tuvo que emplearse de puños con la Real volcada. Faltando un cuarto de hora, Gimbert fue expulsada y las bilbainas dieron su brazo a torcer.