El Sheffield festeja la última locura de Bielsa

La orden a sus jugadores para que se dejaran empatar facilita el ascenso de los ‘blades’

09.02.2020 | 01:45
El argentino Marcelo Bielsa en su etapa en el Marsella.

La orden a sus jugadores para que se dejaran empatar facilita el ascenso de los ‘blades’

londres - El polémico empate entre el Leeds United y el Aston Villa (1-1), provocado por el fair play de Marcelo Bielsa en el último partido de la cuadragésima quinta jornada de la Championship (Segunda división inglesa), significa que el Sheffield United acompañará al Norwich City en el ascenso directo a la Premier inglesa. También significa que el conjunto que dirige el exentrenador del Athletic, tercer clasificado, se queda, a falta de una jornada, a cinco puntos de los Blade, el Sheffield United.

Fueron unas tablas polémicas. Bielsa ordenó a su equipo que se dejara empatar después de que Mateusz Klich marcara un gol para el Leeds ante la reclamación de sus rivales, que prácticamente se pararon cuando se quedó tendido el jugador local Janathan Kodjia entre quejas de que el esférico debería haber sido enviado fuera del campo para atender al delantero marfileño.

Tras una tumultuosa pelea entre los jugadores de ambos equipos, Bielsa instó a sus pupilos a que permitieran avanzar al equipo que dirige el exjugador del Chelsea John Terry. Aunque Pontus Jansson trató de detener a Albert Adomah, esté marcó sin oposición. Incluso el meta Kiko Casilla estaba fuera del marco de la portería del Leeds.

La consecuencia de la nueva locura del técnico argentino es que el equipo de Ellan Road se ve abocado a jugar la promoción, que también tienen asegurada el West Bromwich Albion y el Aston Villa, mientras que el sexto y último que la disputa, el Derby County, está empatado a 70 puntos con el Middlesbrough.

El próximo domingo, en la última jornada, el Derby recibirá al West Bromwich Albion y el Boro visitará al descendido Rotherham.

Bielsa ya protagonizó un sonado episodio en su aventura inglesa cuando el Derby County descubrió a uno de sus ayudantes espiándole durante sus entrenamientos en vísperas del partido, ante el Leeds, algo que reconoció y por la que fue sancionado. - DEIA / Efe

noticias de deia