El Ineos decapita a Froome y Thomas para el Tour

Brailsford decide que el cuatro veces campeón de la Grande Boucle acuda a la Vuelta y que el galés vencedor en 2018, se aliste al Giro

20.08.2020 | 00:14
Froome, en el centro de la imagen, en la pasada edición del Dauphiné. Foto: Efe

En Francia inventaron la guillotina durante la Revolución. Al calor de la toma de la Bastilla y del grito de Liberté, Égalité y Fraternité se decapitó la monarquía para siempre. Desde entonces, en la República solo existe un rey, el del Tour de Francia, emblema patrio e icono imbatible del ciclismo. A menos de diez días de que comience la carrera de las carreras, la guillotina ha rebanado los cuellos de Chris Froome y Geraint Thomas, que no asistirán al amanecer del Tour en Niza. No volverán a reinar. En una decisión inopinada, David Brailsford, ideólogo del Ineos, activó el mecanismo de la guillotina y segó a dos campeones de la ronda gala sin que le temblara el pulso. "Hemos estado analizando cómo podemos ganar el Tour de Francia este año y tenemos un equipo apasionado unido por un propósito común, listo para hacer el trabajo", determinó Brailsford. En ese equipo apasionado no tienen cabida ni Froome ni Thomas.

Froome, cuatro veces campeón (2013, 2015, 2016 y 2017), y Thomas, vencedor en 2018, no serán partícipes de la carrera que les dio la gloria. "Si miras de dónde vengo después de mi accidente, ya estoy feliz de poder reanudar la carrera profesional. Siento que ahora no puedo aportar lo que se necesita en el equipo para el Tour. La Vuelta es un objetivo más realista", argumentó Froome, que asumió con naturalidad la decisión de Brailsford. El británico liderará al Ineos en la Vuelta. Thomas tendrá como destino el Giro. "Chris es una leyenda de nuestro deporte, un verdadero campeón que ha demostrado un valor y una determinación increíbles para volver de su caída el año pasado. Queremos apoyarlo para que compita por otro título y la Vuelta le da un poco más de tiempo para continuar su progreso al máximo nivel", subrayó Brailsford, que arrancó el acento british al equipo, si bien su máxima es ganar el Tour e izar la bandera del Ineos. La identidad del portador del amarillo es siempre negociable.

En el Ineos entienden que el nivel competitivo de ambos no les alcanza para estar en el Tour. El rendimiento de Froome y Thomas en el Critérium Dauphiné fue decepcionante y desde la jefatura de la escuadra británica sostienen que para conquistar el Tour es necesario contar con el mejor equipo posible, más si cabe para enfrentarse al vigoroso Jumbo. Ni Froome ni Thomas ofrecían garantías como líderes y rebajar a ambos al rango de simples gregarios podría dificultar seriamente no solo la convivencia del equipo sino también el rendimiento del mismo. Ese es el motivo por el que Richard Carapaz, que iba a ser el líder del equipo en el Giro, y Andrey Amador acceden al ocho del Ineos para defender a Egan Bernal, el capo de la escuadra.

El colombiano, campeón en curso, padece molestias en la espalda y la alternativa podría ser Carapaz. El resto de la alineación estará formada por Castroviejo, Kwiatkowski, Van Baarle, Rowe y Sivakov. "Egan tendrá de nuevo como objetivo el maillot amarillo en Francia y estamos muy emocionados también de darle al ganador del Giro del año pasado, Richard Carapaz, su debut en el Tour de este año. Geraint apuntará al Giro", expuso el mánager general del Ineos tras decapitar a Froome y Thomas. Por otra parte, Fernando Gaviria (Emirates) se regaló el triunfo el día de su cumpleaños en la segunda etapa del Tour de Limousin. Jokin Aranburu (Euskaltel-Euskadi) estuvo presente en la fuga del día. Jon Aberasturi (Caja Rural) fue octavo en meta.

"No puedo aportar lo que se necesita para el Tour. La Vuelta es un objetivo más realista"

Chris Froome

Ciclista del Ineos

"Egan tendrá de nuevo como objetivo el maillot amarillo. Tenemos un equipo apasionado"

David Brailsfrod

Mánager del Ineos