Ilusión del Bidaideak Bilbao BSR para dar la enésima sorpresa en la Copa de Campeones

El Bidaideak Bilbao BSR afronta mañana viernes en Alemania los cuartos de final de la Copa de Campeones ante el Lahn Dill

05.05.2022 | 00:14
La plantilla del Bidaideak Bilbao BSR posa para DEIA antes de viajar a Alemania.

LAS ligas del baloncesto en silla quedan paralizadas este fin de semana y los mejores equipos de todo Europa se juntan en un campeonato frenético, una lucha en solo tres días, llena de exigencia física y repleta de calidad para decidir al mejor de todo el continente. Un lugar para privilegiados donde estará el Bidaideak Bilbao BSR. El club vizcaino arranca mañana viernes en la localidad alemana de Erfurt su segunda participación consecutiva en la Copa de Campeones. El objetivo está cumplido con creces, estar entre los ocho elegidos ya es todo un logro, pero los bilbainos no renuncian a nada y, siendo conscientes de la dificultad, apuestan por luchar en cada minuto de juego y tratar de dar la sorpresa una vez más, volviendo un reto lleno de dificultad en algo que parece parte de su día a día.

El Bidaideak Bilbao BSR arrancará la competición en los cuartos de final. En esta edición no habrá fases de grupos. Será un duelo a vida o muerte desde el primer día y ante los bilbainos se presenta uno de los clubes referencia del baloncesto europeo, el Lahn Dill. "Hablar del baloncesto en silla en Europa es hablar del Lahn Dill y del Thuringia Bulls, el otro equipo de Alemania. Son grandes presupuestos y tienen jugadores top mundiales, campeones paralímpicos... pero nosotros vamos con nuestra idea y nuestro juego y trataremos de ser competitivos", afirma Adrián Yáñez. El conjunto vizcaino se enfrentará mañana viernes a los alemanes a partir de las 15.30 horas. El resto de encuentros de los cuartos, también el mismo día, serán: Ilunion contra Hornets Le Cannet, UnipolSai Briantea 84 Cantú contra Amiab Albacete y Thuringia Bulls contra Meaux.

La etiqueta de favorito es claro para el equipo alemán. Su objetivo es luchar por alzarse con el título europeo. Sin embargo, los bilbainos no acuden hasta Erfurt para no pelear. "El objetivo es ser competitivos y que el Lahn Dill no se encuentre cómodo durante los cuarenta minutos. Cuanto más estemos metidos en el partido, más nervioso puede que se ponga el rival y esa puede ser una de las claves", declara el entrenador bilbaino. Aun así, no será sencillo detener las primeras oleadas de los germanos. Puesto por puesto forman uno de los mejores conjuntos de Europa y las amenazas llegan desde cualquier lado, sobre todo desde lejos. "Tienen los mejores tiradores del mundo y nuestra baza puede ser el juego interior, con Txema, Manu y Jasso tenemos uno de los mejores juegos interiores. Uno por uno es probable que sean mejores que nosotros, pero ya hemos demostrado que no siempre gana el mejor y vamos a intentarlo", añade.

Con la enfermería llena
 

El Lahn Dill no será el único rival de los bilbainos, el otro punto en contra está en su propio equipo. Las lesiones han asolado al Bidaideak Bilbao BSR, haciéndole estar muy limitado desde el inicio de la temporada, cayendo incluso Asier García, su capitán y faro ofensivo. Sin embargo, a la hora de la verdad, el equipo dirigido por Yáñez demostró que es capaz de sobreponerse con la fuerza del colectivo como principal arma. "A falta de acabar la liga estar a un punto del primero y ganar en muchos campos complicados nos parecía una quimera tras la baja de Asier, pero el equipo ha reaccionado. Los jugadores autóctonos, como les llamamos nosotros, han dado un paso adelante y es de agradecer la implicación y el esfuerzo que ello conlleva en el día a día", cuenta Yáñez, que es consciente que el cansancio afectará en una competición de este nivel: "Es cierto que hará mella y que entrenar todos los días con seis o siete jugadores afecta, pero estamos con ganas y vemos que somos capaces de sacar los partidos".

Esta participación europea es otro paso más para el Bidaideak Bilbao BSR, que ya está instalado en la élite del baloncesto en silla. Por ello, Yáñez considera que "el objetivo ya está cumplido", pero también confía en la capacidad de sus jugadores de seguir convirtiendo lo difícil en cotidiano: "Estamos haciendo algo que parece normal y no lo es, ganar todos los sábados. En 17 semanas hemos ganado 16 partidos con seis jugadores y parece que damos por obvio algo que no es tan obvio".

"Uno por uno es probable que sean mejores, pero ya hemos demostrado que no siempre gana el mejor"

Adrián Yáñez

Entrenador del Bidaideak Bilbao BSR

 

noticias de deia