Bilbao BSR 76 - 85 Amiab Albacete

El Bidaideak Bilbao BSR no pone la guinda

El equipo vizcaino cae en la final de la Copa ante el Amiab Albacete y se queda sin conquistar el doblete

07.06.2021 | 00:56
Asier García trata de taponar a un rival del Amiab Albacete.

Bilbao BSR 76

Amiab Albacete 85

BIDAIDEAK BILBAO BSR: Lorenzo (9), Ruiz (12), García (12), Mouriz (2), Hernández (26) –cinco inicial–, Blair (0), Avendaño (0) y Jasso (15).

AMIAB ALBACETE: Jugador

Parciales: 11-23, 29-44 (descanso), 54-68 y 76-85.

Eliminados: García, del Bidaideak Bilbao BSR.

Incidencias: Unas 200 personas en el Cocheras de Albacete.

La temporada histórica del Bidaideak Bilbao BSR acabó con un duro golpe. Con un título que tuvo a solo cuarenta minutos y se escapó de sus manos. Con la División de Honor ya en el bolsillo, la Copa apareció como la oportunidad para firmar el doblete. Los bilbainos hicieron los deberes con creces el sábado logrando la clasificación para la final, pero en el partido decisivo, el Amiab Albacete acabó con todas las ilusiones de los entrenados por Adrián Yáñez al ganar por 76-85. El mazazo fue duro por la derrota y también por el juego desplegado por el conjunto vizcaino. No fue su mejor día y los manchegos dominaron desde los primeros minutos. El orgullo del Bidaideak Bilbao BSR le permitió acercarse en el último cuarto. Sin embargo, el Amiab Albacete gestionó a la perfección los nervios finales y se alzó con la primera Copa de su historia.

Los tiradores del Amiab Albacete presentaron la principal amenaza para los bilbainos. Un equipo que cuenta con varios jugadores con un rango de tiro muy amplio y que obliga a estar en una tensión constante. Esa situación hizo que el Bidaideak Bilbao BSR arrancara con un quinteto marcado por jugadores más pequeños y sin su fórmula habitual de jugar con dos poderosos interiores juntos como Lorenzo y Jasso. Aunque los anfitriones supieron leer esta situación a la perfección y desarbolaron la defensa vizcaina por todos los lados. Además, los hombres dirigidos por Yáñez no fueron capaces de aguantar en el intercambio de canastas debido a su desacierto. Las jugadas fueron bien hilvanadas, pero los tiros liberados y las opciones cercanas al aro no entraron. Demasiado lastre ante una de las mejores plantillas de Europa.

El Albacete no solo encontró tiros sencillos, también castigó cada uno de los errores bilbainos. Sus porcentajes fueron altísimos mientras que el Bidaideak Bilbao BSR vio cómo el balón se salía una y otra vez del aro. Las ventajas superaron la decena ya en el primer cuarto y al descanso el resultado era de 29-44. A partir de ahí, el partido entró en una fase mucho más física. Los dos equipos se emplearon al límite del reglamento en cada jugada y las faltas personales inundaron a los dos conjuntos. En el tercer periodo, el Amiab Albacete tuvo que retirar a sus principales referentes ofensivos, Manning y Choudhry, pero el conjunto vizcaino no fue capaz de penalizar esta situación.

Pero el Bidaideak Bilbao BSR no es un equipo acostumbrado a tirar la toalla, todo lo contrario. Pese al resultado adverso y las sensaciones que trasmitió en el encuentro, los bilbainos sacaron su orgullo para mantener vivo el encuentro. Ni la expulsión de Asier García, su faro en ataque, hizo que hincaran la rodilla. A base de corazón y con una defensa mucho más sólida, fueron recortando la distancia poco a poco y llegaron a colocarse a solo cinco puntos tras un tiro anotado por Hernández 75-80. Sin embargo, otra vez más, no aprovecharon su buen momento. Perdonaron cuando el Amiab Albacete estaba en una situación crítica y lo volvieron a pagar caro. Una sucesión de errores y la falta de tiempo dejaron al Bidaideak Bilbao BSR sin culminar la remontada, cosechando una dura derrota que deja a los vizcainos sin la posibilidad del doblete pero que no borra los méritos realizados durante este curso que quedará grabado en la historia del club.

 
noticias de deia