Sin brillo, pero a la final

el lointek gernika luchará mañana por la euskal kopa tras derrotar al idk gipuzkoa en un partido que logró reconducir en el último cuarto en cuanto recuperó el tono defensivo

09.02.2020 | 15:55
Julie Wojta, una de las novedades del Gernika, tuvo un papel importante en los minutos finales.

Lointek Gernika61

IDK Gipuzkoa56

LOINTEK GERNIKA: Ocete (7), Wojta (13), Arrojo (10), Roundtree (4), Milic (14) -cinco inicial- Molina (7), Vergara (0), Díez (0), Mazionyte (0), Lo (6).

IDK GIPUZKOA: González (4), García (11), Kraker (12), Sarr (6), Edwards (19) -cinco inicial- Aleksic (0), Nystrom (4).

Parciales: 18-17, 31-35 (descanso), 46-48 y 61-56.

Árbitros: García González, Bravo y Gómez. Sin eliminadas.

Incidencias: Media entrada en Landako para la segunda semifinal de la Euskal Kopa.

durango - La Euskal Kopa tendrá la misma final de los dos años anteriores. El Lointek Gernika volvió a meterse en un partido al que no falla desde hace cinco años después de lograr una muy sufrida victoria ante el IDK Gipuzkoa. El equipo de Mario López no jugó al nivel que venía haciéndolo en la pretemporada, pero al menos pudo subir su intensidad en los últimos cinco minutos para hacerse con la victoria ante un rival siempre incómodo, incluso utilizando solo siete jugadoras como ayer.

El Gernika comenzó muy bien el partido, con mucha actividad en las dos canastas y se hizo con una ventaja de seis puntos (14-8) que obligó a Azu Muguruza a solicitar un tiempo muerto. Tras él, las donostiarras empezaron a volcar su juego en Ariel Edwards, la única jugadora que ha militado en los tres equipos vascos de la Liga DIA. La estadounidense empezó a causar problemas en los ajustes defensivos del Gernika. Llegó al final del primer cuarto con diez puntos y con dos tiros libres puso por delante al IDK Gipuzkoa para abrir el segundo.

ritmo perdido Un par de acciones de Ocete aún devolvieron una ventaja de cinco puntos (26-21), pero el conjunto gernikarra había perdido el ritmo. En ataque los errores en situaciones sencillas abundaron, pero lo peor fueron las concesiones defensivas, en muchos casos por falta de comunicación, que dieron muchas canastas sencillas a las donostiarras. Edwards seguía siendo un martillo en el uno contra uno y Mario López tuvo que pedir un tiempo muerto cuando su equipo perdía por diez puntos mediado el tercer cuarto: 37-47.

La reacción no tardó y un parcial de 9-1 dejó todo abierto para el último cuarto. El Lointek Gernika había encontrado mejores posiciones, pero no recuperó el mando del partido hasta que no logró frenar en seco el ataque de las guipuzcoanas, que no se desordenaron y trataron sin éxito de alargar sus ataques. A 5.50 del final, la veterana Laura García puso el 50-54, pero el IDK Gipuzkoa no pasó de ahí. Las jugadores de Mario López decidieron confiar en su defensa para recuperar posesiones, con Naiara Díez produciendo acciones decisivas, y en ataque fue clave en este tramo Gaby Ocete. La base balear penetró varias veces en la zona donostiarra para asistir a sus compañeras y con un triple suyo se cerró un parcial de 9-0 en dos minutos que llegó en el momento más oportuno: 59-54.

Esos cinco puntos eran ya una barrera muy alta para el IDK Gipuzkoa, al que se le hizo de noche en cuanto dejaron de producir Edwards y Kraker, sus dos principales anotadoras. En cambio, Nogaye Lo y Julie Wojta aseguraron los rebotes y Nikolina Milic puso la sentencia a 1.16 de la bocina para provocar otra final ante el Araski, mañana a partir de las 12.00 horas en Landako. Antes, a las 9.45 horas, el GDKO Ibaizabal y el IDK Gipuzkoa jugarán por el tercer y cuarto puestos.