El coronavirus, al cuadrilátero

14.04.2020 | 00:09
Jon Fernández derrotó a Abderrazak Houya en una gran velada en diciembre en La Casilla.

A pesar de las cancelación de todos los eventos de boxeo por el covid-19, los expertos aseguran que Bilbao seguirá siendo la capital del Estado de los deportes de contacto

LA pandemia del coronavirus covid-19 es un rival del tamaño de la Torre Iberdrola. Sin embargo, en el mundo de los deportes de contacto, a pesar de los rigores de una crisis sanitaria sin igual en el último siglo, la intención es fajarse en un cuadrilátero en el que el adversario no tiene apenas fisuras y que ha obligado a cambiar el paradigma mundial en muchos aspectos. Y esperar. No hay otro remedio. Con todo, desde las dos promotoras vascas más importantes, MGZ Promotions –que gestiona el destino de Kerman Lejarraga y Andoni Gago, entre otros– y Eusko Box –cuyo máximas perlas son Jon Fernández, Fran Santana y Jhon Jader Obregón, entre otros–, y la Federación de Bizkaia siguen poniendo a Bilbao la etiqueta de capital del Estado del boxeo. Pase lo que pase. El terreno vizcaino está bien abonado de semillas dispuestas germinar. Es el momento de aguantar.

Juan Luis González, presidente de la Vizcaina, es consciente del daño que ha sentido una especialidad deportiva en pleno auge. "La misma semana que estalló el estado de alarma tuvimos que suspender el primer Campeonato de Euskadi de boxeo profesional de la historia. Ibon Larrinaga y Diego Valtierra habían agotado todo el papel en Urduliz y tuvimos que posponerlo. Después, los Campeonatos de Euskadi de boxeo amateur han quedado sin disputarse y, por ello, los Estatales quedan en suspenso. Tenemos voluntad de seguir adelante con ellos, pero todo depende del momento en que se levante el confinamiento y en qué situación", relata el federativo. González añade que durante este tiempo no solo se han visto "afectadas veladas pequeñas", sino que también se retrasaron "grandes eventos con títulos en juego". Se refiere a, por ejemplo, los Campeonatos de España profesionales que iban a disputar Jon Míguez y Nany Suárez en Bilbao el pasado 28 de marzo o el Campeonato de Europa pluma de Andoni Gago ante Gavin McDonnell. "El aplazamiento, desde luego, supone un gran problema para los deportistas, ya que han realizado una preparación espartana para un evento que no se va a celebrar, así como para los promotores, que hacen un desembolso económico importante: publicidad, billetes de avión, hoteles...", define el máximo representante de Bizkaia, quien revela que "lo importante es saber qué ocurrirá después. Deseamos que desaparezca el miedo al contagio".

las promotoras opinan Txutxi del Valle, uno de los socios de MGZ Promotions y entrenador, confirma que unos de los mayores afectados son los propios púgiles. "Nos fastidia por los deportistas, que tenían el trabajo hecho. Es el caso de Míguez o Larrinaga. Además, no saben cuándo se reiniciará la actividad", recita el preparador. El wélter de Getxo, afincado en Castro Urdiales, vive una situación excepcional, ya que fue nombrado aspirante al cinturón de España en noviembre de 2018, pero las lesiones pospusieron su posibilidad de hacerse con el cetro. Programado en Bilbao contra John Dickson, el covid-19 le voló por los aires otra oportunidad. "Tiene unas ganas locas, pero tendremos que esperar a que cambie todo. Creemos que la vuelta a los gimnasios se alargará. Eso sí, esos combates se celebrarán, ya que no se trata de un problema de MGZ, sino de talla mundial", determina Del Valle, quien recita que "Bilbao seguirá siendo la ciudad de las dieciséis cuerdas". La operadora bilbaina, de hecho, metió casi 10.000 personas en septiembre y llevó 3.500 a Iruñea en febrero. Asimismo, MGZ tiene previsto vestir el Europeo de Gago ante el británico McDonnell como un Euskal Selekzioa contra Inglaterra y alineará a Kerman Lejarraga, David Soria, Rikar Urrutia, Naiara Olmedo y el propio Míguez. "La primera idea era situarlo en mayo, pero se atrasará. No sabemos si será en Bilbao o quizás en verano en alguna de las capitales vascas", determina Del Valle. En las últimas semanas, el regreso de Sergio Maravilla Martínez, doce veces campeón del mundo, al cuadrilátero se ha relacionado con El Revólver de Morga.

José Javier Gamboa, de EuskoBox, analiza que la primera consecuencia de la pandemia fue "la suspensión del Estatal de Kevin Baldospino en Miranda de Ebro el 13 de marzo". Entonces, entre Haro y Gasteiz se había formado un foco de contagio importante y apelaron a la "responsabilidad". "Posteriormente, habíamos previsto otra velada en Araba con Fran Santana y una eliminatoria por un título de Jhon Jader Obregón, pero tuvimos que suspender, al igual que las próximas citas de Jon Fernández", recita. Sin embargo, según el componente de la operadora vasca, caben muchas lecturas sobre las consecuencias del covid-19: "Habrá que valorar tanto el estado físico como moral y psicológico de todos los boxeadores, ya que no todos reaccionan igual; después, tenemos que valorar el calendario, ya que se espera un inicio de verano con mucha intensidad, y para terminar, ver cuál es la coyuntura económica y social de patrocinadores, colaboradores y público". "EuskoBox va a poner toda la carne en el asador para que nuestros púgiles sigan hacia delante", remacha Gamboa, quien finaliza que "no corre peligro la situación preponderante de Bilbao en el Estado; es más, la cantera está viviendo un momento maravilloso".

Más consecuencias

EL CASO OLÍMPICO

Aplazamiento. "El aplazamiento de una temporada de los Juegos Olímpicos de Tokio también afecta al campo profesional", cuenta José Javier Gamboa, de EuskoBox. Y es que, muchos laureados púgiles del campo amateur iba a esperar a cerrar su camino en la capital nipona antes de dar el salto al ensogado de pago. "De este modo, esos deportistas no podrán incorporarse hasta 2021, por lo que perderán un año de profesionalismo", manifiesta.

"Los aplazamientos suponen un gran problema para los deportistas y para los promotores"

Juan Luis González

Presidente de la Vizcaina

"Después del confinamiento habrá que valorar el estado físico, psicológico y moral de los boxeadores"

José Javier Gamboa

EuskoBox