Los trece cortos vascos en competición evidencian la variedad de temas de FANT

El Festival de Cine Fantástico de Bilbao arranca hoy con la gala inaugural en la que se estrenará la película 'Virus-32'

05.05.2022 | 18:23
Los cineastas vascos que compiten en FANT con sus cortos han posado junto a responsables del festival.

Una adolescente tardía que vive encerrada en su habitación sin contacto con su familia, una mochila olvidada en el taxi de un país del sudeste asiático o una maquina de uso policial diseñada para extraer información de los muertos. El punto de partida del que arranca el argumento de un cortometraje puede ser tan diverso como lo son las temáticas que tratan los 13 cortos vascos a concurso en el Festival de Cine Fantástico FANT, que comienza mañana con la gala de inauguración y se prolongará hasta el 14 de mayo. Esa pluralidad se refleja también en los realizadores, entre los que hay directores consagrados como David Pérez Sañudo, autor de la película Ane, con la que ganó tres premios Goya, y directores que firman su ópera prima, como Alaia Sedano, que dirige Haraindiko.

"Esa mezcla de veteranía y juventud marca la plancha de este año", ha asegurado Justo Ezenarro, director de FANT, quien ha reconocido que este año han incluido más cortos vascos que en otras ediciones. "A menudo se dice que los cortos son un paso para quienes hacen largometrajes, pero otros pensamos que tienen un valor por sí mismos y que cuentan historias complejas", ha añadido después de que Gonzalo Olabarria, concejal de Cultura y Gobernanza, haya asegurado que "los cortos son una de las señas de identidad de FANT", de la misma forma que los realizadores vascos, a los que el festival, que este año propone 47 sesiones, seis estrenos estatales y un estreno internacional, apoya desde sus inicios. Mañana se inaugura el certamen con el estreno internacional de Virus-32 y la entrega del FANT de Honor a la actriz Macarena Gómez, y a Bego Vicario y Patxi Azpillaga.


Entre las propuestas de los cineastas vascos hay algunas que se han llevado a cabo gracias al programa Itxitik, de Zineuskadi, para la producción de cortos durante la cuarentena. Es el caso de Los días que (nunca) fueron, firmado por Kevin Iglesias y Pedro Rivero, un veterano cineasta ganador de dos premios Goya además de guionista de la aclamada El Hoyo. "Es una historia sobre el confinamiento de tres tipos de persona. En lugar de un virus hay otra cosa. Al final el peor virus es que tenemos que vivir unos con otros", ha asegurado Rivero, quien ha indicado que es una película sobre el miedo. "Sobre el miedo atávico de los primeros días del confinamiento. Es algo que se puede conectar con cualquier experiencia del cine fantástico", ha especificado. Susana Miravalles, guionista de Hikikomori, también producto de Itxitik dirigido por Borja Crespo, ha apuntado que su propuesta narra la historia de Ainara, una adolescente tardía, apasionada por la cultura oriental, que vive encerrada en su habitación sin contacto con la familia. "Fue un corto realizado a contrarreloj, a finales de 2020", ha expuesto.

Que el humor tiene cabida dentro de lo fantástico lo atestigua Xabi Vitoria, autor de El carné, donde se reflexiona sobre por qué si hay carnés para conducir, para la piscina... no existe uno para ser padre o madre. "Es una comedia absurda con Lander Otaola, Gorka Aginagalde e Iñigo Salinero", ha concretado. Kevin Iglesias es, además, el productor de Au pair, de David Pérez Sañudo. "No tenemos muy claro si es un corto de terror con toques de comedia o es una comedia con toques de humor", ha revelado sobre el corto que tiene como protagonista a Nadia, una au pair parisina que debe enseñar francés a Néstor, un joven vallisoletano.

BORDEANDO LO FANTÁSTICO


Algunos de los realizadores han evitado contar más de la cuenta sobre sus propuestas alegando que no querían hacer spoilers. Es el caso de Aitor Elorriaga, autor de El cometa, o de Lander Castro, que firma Carnívoro. Por su parte, el cineasta Xanti Rodríguez ha indicado que Pasaia "es una locura que refleja el problema del alcoholismo pero como si fuera un cómic, en blanco y negro". El director de Calma, Jon López, ha revelado que su corto "habla sobre una joven que se despierta en medio de un bosque, al que no sabe cómo ha llegado".

El resquicio argumental hallado por Amaia San Sebastián para que Rewind encaje en lo fantástico consiste en rebobinar, como indica el propio título: "Abordando la lapidación no se nos ocurría ninguna forma medianamente realista para que algo así acabara bien", expone la cineasta que trata habitualmente temáticas relacionadas con el feminismo. La segunda incursión de Nytia López en FANT, con Txoriak Txori –"un reverso tenebroso de la canción de Joxean Artze"–, muestra "la última noche que pasan juntos una pareja que se tiene que enfrentar a una conversación que han estado rehuyendo". El director ha asegurado que en el cine fantástico se establece que "las reglas de ese mundo se deben dar al comienzo de la película". Aunque no lo cumpla del todo, en el final de su cinta deja poco espacio a lo realista.

noticias de deia