Kalealdia llena Doña Casilda de animación y teatro de calle

El festival centra su primeros días en el parque con cinco espacios dedicados a espectáculos

28.06.2021 | 20:53

Dentro de una carpa domo que aparentemente proporciona la sensación de cobijo, los asistentes al espectáculo Calor tendrán la oportunidad de conocer de cerca la situación nómada en la que viven miles de refugiados despojados, precisamente, del calor de sus hogares. Es a escasa distancia del estanque de Doña Casilda donde Quique Méndez, cuyo nombre artístico es Jean Philippe Kikolas, transmitirá lo visto en Oriente Medio durante sus travesías con Payasos Sin Fronteras.

Este espectáculo es uno de los que se ofrece en el marco del Festival de Teatro de las Artes de la Calle Bilboko Kalealdia que ha comenzado hoy y tendrá lugar hasta el próximo sábado en diferentes espacios de la ciudad. Durante los primeros días, la mayor parte de la actividad se centra en el parque de los patos, donde Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao, y Gonzalo Olabarria, concejal de Cultura, inauguraron el festival.

A través de un recorrido han visitado los cinco espacios en los que Kalealdia se divide en Doña Casilda. En la carpa domo han departido con el payaso Quique Méndez, que mañana y pasado también ofrecerá un pase doble de Calor. "Es un espectáculo de circo contemporáneo, una obra de payasos, de humor, pero a la vez trata un tema más complejo", ha explicado sobre la función que se centra en los refugiados tomando como punto de partida las situaciones de las que ha sido testigo en países como Líbano o Palestina.

"Transmito lo que he sentido haciendo el payaso. El contraste funciona. Las familias se van muy contentas porque lo han pasado muy bien y, a la vez, salen con un tema interesante para reflexionar", ha añadido sobre la representación en la que genera emoción sin utilizar la palabra: "Es un personaje que llega con mucho frío y consigue construir el calor con la cercanía del público". Con espacio para 80 espectadores, se trata del único espectáculo para el que hay que pagar un precio simbólico de tres euros.

'EL JARDÍN DE LAS MIL Y UNA FLORES'


Mientras Boni y Juan Palomo recorren todo el parque vendiendo barquillos y palomitas a la vieja usanza, en un lateral del estanque coloridas flores llaman la atención de los viandantes. Corinne Li Thai y Cristophe Pavia, procedentes de Hendaia, son los responsables de esta instalación a cargo de Karakoil Production. "Es un proyecto que hemos ideado con Kalealdia para tres años", ha explicado Li Thai sobre la intervención llamada El jardín de las mil y una flores.

"Cada año, a partir del próximo, vamos a agregar junto a otro artista otra parte más del jardín. Añadiremos flores inventadas hasta llegar al objetivo de las mil y una flores", ha relatado mientras numerosas familias han aprovechado que había escampado para fotografiarlo. Flores oníricas –que responden a nombres como La flor de polvo, el aliento de los ángeles o La rosa sin espinas, la belleza de la reina– realizadas con madera, metal, tela o hilo, entre otros componentes, forman este curioso jardín.

MASCARILLAS, NO OBLIGATORIAS


En total, Kalealdia ofrecerá estos días 58 espectáculos de 28 compañías. Tras acompañar en su recorrido al alcalde y al edil de Cultura, Pedro Ormazabal, director de Kalealdia, ha recordado que el festival no falló ni siquiera el año pasado aunque tuviera que retrasarse a septiembre. "Mucha gente vive de esto, si nosotros no provocamos que salgan programas esta gente no puede facturar", ha expuesto antes de reconocer que este año pensaban que la situación sanitaria sería mejor.

"Nos ha pillado a contrapié que la mascarilla no sea obligatoria en espacios exteriores. No podemos obligar a nadie que esté sentado a metro y medio –es la distancia a la que se disponen los asientos– que lleve la mascarilla. Lo que nos da seguridad es que mucha gente ya está vacunada", ha relevado sobre esta cuestión. Con todo, ha asegurado que el festival sigue manteniendo todas las medidas de seguridad y que la distribución de los espacios se ha llevado a cabo de forma que no se generen tumultos.

ALTA PRESENCIA DE COMPAÑÍAS VASCAS


A pesar de que el festival recupera la presencia de compañías internacionales con representación de Brasil o Francia, por ejemplo, Ormazabal ha apuntado la importancia de las compañías vascas. "En Kalealdia van a tener mucha presencia no por el covid, sino porque han adquirido un nivel por el que merecen estarlo. Hay tres compañías locales que tienen más de 20 años: Deabru Beltzak, Hortzmuga y Malas Compañías Zirko Taldea. Están más que consolidadas", ha indicado a la vez que ha mencionado otras compañías, de danza o de circo, "que están haciendo las cosas bien", como muestra su presencia, cada vez más notable, en Bilboko Kalealdia.

noticias de deia