Una exposición de Paret inicia las sinergias entre el Bellas Artes y el Museo de Arte Sacro

Las principales entidades de arte histórico de la villa firman un acuerdo para conservar e investigar su patrimonio

21.01.2021 | 00:47
José Manuel González Cembellín, Juan Mari Aburto, Joseba Segura, Gorka Martínez y Miguel Zugaza, en el Museo de Arte Sacro.

La primera manifestación concreta del convenio de colaboración que el miércoles firmaron el Museo de Bellas Artes y el de Arte Sacro de Bilbao será una exposición conjunta dedicada al pintor Luis Paret y Alcázar (Madrid, 1746-1799). Los dos principales museos de arte histórico de la villa presentarán este verano, con el patrocinio de BBK, una muestra que contextualizará la modernidad que impulsó una nueva mentalidad ilustrada. Aunque el peso del acuerdo, de cinco años de duración, residirá en la conservación y la investigación, ambas entidades mostraron su compromiso de que el trabajo conjunto llegue a la ciudadanía. De esa forma, ambas sedes acogerán parte de la muestra que, a su vez, tendrá resonancia en la calle. No en vano, además de diversas creaciones de temática religiosa, el artista pintó numerosos paisajes de la villa, como El Arenal.

Según destacó Juan Manuel González Cembellín, director artístico del Museo de Arte Sacro, ambas instituciones persiguen un objetivo común centrado en la conservación, el conocimiento y la divulgación del patrimonio. "Este convenio sienta las bases para una colaboración que refuerce la consecución de estos objetivos", destacó el director artístico, quien consideró que de esa manera podrá recabarse información sobre algunos hitos fundamentales en el desarrollo histórico de Bizkaia. De esa forma, expresó que ahondarán en tres líneas de trabajo. Por una parte, se abordará el intercambio artístico con Flandes durante los siglos XVI y XVII derivado de la relación comercial de los puertos. La segunda línea de trabajo analizará la transformación de Bilbao y Bizkaia durante el siglo XVIII, donde se enmarca la exposición de Paret. Por último, se trabajará en el arte religioso fraguado entre la modernidad y la vanguardia, a partir del siglo XIX y durante el XX.

"Para que no quede en la enumeración de los propósitos hemos querido plantear un primer proyecto concreto", aseguró, por su parte, Miguel Zugaza, director del Museo de Bellas Artes, en referencia a la exposición dedicada a Luis Paret, que fue testigo de un momento histórico trascendental para el desarrollo de Bilbao y Bizkaia. Según relató Zugaza, el pintor madrileño residió en la villa cerca de una década, a la vuelta de su exilio en Puerto Rico. "Fue un estricto contemporáneo de Goya", señaló. Durante su estancia en la capital vizcaina, trabajó de forma intensa con diversos encargos. "El propio Carlos III le encargó las vistas de los puertos del Cantábrico, algunos de los que forman parte de la colección de nuestro museo", detalló. El pintor madrileño también destacó por el arte religioso creado para iglesias y conventos vizcainos así como por los encargos civiles en fuentes del Casco Viejo.

Vista de El Arenal pintada por el artista madrileño Luis Paret.

Con una división tan clara, cada museo presentará dos partes de una misma exposición sobre Luis Paret y el siglo XVIII. De esa forma, el Museo de Bellas Artes se dedicará a las obras de temática profana, con sus célebres vistas de Bilbao y los proyectos arquitectónicos relacionados con edificios de la ciudad. Por su parte, el Museo de Arte Sacro expondrá diferentes obras de temática religiosa. Paralelamente, se establecerá un recorrido urbano que unirá los principales enclaves representados en la obra de Paret. Así, los viandantes podrán situar las vistas de Olabeaga o El Arenal y, además, mediante paneles informativos se identificarán sus obras en el Casco Viejo, con sus fuentes y trabajos en la basílica de Santiago.

En la que fue su primera intervención tras coger el testigo de la presidencia del Museo de Bellas Artes, Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao, deseó que la colaboración sea el "embrión de algo que puede ser más amplio, extendiéndose a otros museos que puedan contribuir con sus colecciones al desarrollo de la investigación que se propone en este convenio". Por su parte, Joseba Segura, obispo de Bilbao, aseguró que "el dialogo entre ambas colecciones permitirá leer nuestro patrimonio conjunto de otra manera" además de ayudar "a ubicarlo mejor en la historia del arte". Finalmente, Gorka Martínez, director general de BBK, subrayó que para que "las cosas salgan bien hay que colaborar entre las instituciones que sabemos hacerlo".

Convenio

Investigar

y Difundir. El Museo de Bellas Artes y el de Arte Sacro firmaron ayer un acuerdo de colaboración con el fin de investigar y difundir el patrimonio artístico de Bizkaia durante los próximos cinco años.

Tres líneas

De trabajo. Por una parte estudiarán el intercambio artístico con Flandes, debido a la relación con los puertos, durante los siglos XVI y XVII. La segunda línea será la transformación de Bilbao y Bizkaia en el siglo XVIII con el pintor Luis Paret como testigo. Por último, analizarán el desarrollo del arte religioso a partir del siglo XIX y durante el XX.

Muestra

Conjunta de Paret. Ambas entidades culturales presentarán este verano una exposición conjunta dedicada a Luis Paret y Alcázar (Madrid, 1746-1799) que se desarrollará en los dos museos y a través de un recorrido por las calles de la villa.

noticias de deia