Oscars 2021

'La trinchera infinita', a un paso de los Oscar

Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga se enfrentan ahora a la campaña por la nominación que se conocerá en marzo de 2021

03.11.2020 | 11:43
José Mari Goenaga, Aitor Arregi y Jon Garaño, directores de 'La trinchera infinita', en la sede de Irusoin y Moriarti, tras conocer su preselección a los Oscar.

Sus directores, muy contentos, afirman que estaban "nerviosos" y que no las tenían todas consigo. La trinchera infinita, de José Mari Goenaga, Jon Garaño y Aitor Arregi, está un paso más cerca de competir en la categoría de mejor película internacional en la 93ª edición de los Premios Oscar, cuya gala se celebrará el 25 de abril de 2021. La emoción fue tan grande que en la sede que comparten Irusoin y Moriarti, en el polígono donostiarra de Zuatzu, hubo en ayer "gritos, abrazos y bailes".





La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas del Estado seleccionó la historia sobre un topo que se encerró en su casa durante más de treinta años tras el alzamiento fascista que dio pie a la Guerra Civil. La trinchera infinita se impuso a las otras dos finalistas -El hoyo, del bilbaino Galder Gaztelu-Urrutia, y O que arde, coproducción entre Euskadi, Galicia, Francia y Países Bajos, dirigida por Oliver Laxe-, dos cintas "de peso", según los cineastas, "con razones para salir elegidas". "Quizás por un sistema defensivo de prepararte para lo peor, durante los últimos días hemos estado pensando que el resto de películas tenían más opciones. Cuando sacan el papelito, esos cinco o seis segundos, para mí son terroríficos", aseguró entre risas Aitor Arregi, en una conversación en la que también participaron Jon Garaño y José Mari Goenaga. El trío de cineastas habló de sus emociones y de lo que queda por delante. Sus teléfonos no dejaron de sonar debido a la expectación que generó la noticia.



La preselección es, sin duda, una buena noticia, sobre todo, después de que el confinamiento en Francia haya hecho que La trinchera infinita apenas permanezca dos días en cartelera -fue estrenada el pasado miércoles-, algo frustrante para los directores, ya que habían experimentado una buena acogida durante el mes y medio anterior en la gira por las salas del circuito francés de Arte y Ensayo.



Pese a que la película de Arregi, Goenaga y Garaño aborda un periodo concreto de la historia de España y de Andalucía, siempre la han defendido como una alegoría, como algo que habla de cuestiones más universales, como el matrimonio. No obstante, con el confinamiento por la pandemia, la cinta ha adquirido "una capa más de lectura", según Goenaga.

El estreno de La trinchera infinita, que e n el Zinemaldia de 2019 se hizo con cuatro premios, incluidos el de mejor dirección y guion, coincidió a las puertas del confinamiento. "En redes vimos que la película se relacionaba con la situación que se estaba viviendo e, incluso, yo hice varias entrevistas con esa cuestión", comentó Goenaga, antes de añadir que entiende que entre los académicos hay quien apostara por su cinta, precisamente, "por esa capa de lectura".

Garaño añadió que durante la gira de presentación por el país vecino, una de las preguntas habituales era saber cómo consideraban los cineastas que había cambiado la percepción hacia la película debido a la reclusión. "Es normal que sea algo que esté en la cabeza de la gente", aseguró. A su juicio, la preselección ayudará a que la cinta sea reestrenada con más fuerza en Francia, una vez abran las salas.

Campaña a cargo de Netflix


Es la segunda vez que Los Moriarti son seleccionados para representar al Estado en la pugna por los galardones más conocidos del séptimo arte. La primera ocasión fue con Loreak, en 2015, mientras que la película Campeones les impidió repetir experiencia con Handia en 2017.

Ahora, aseguraron, la experiencia será muy distinta a la de hace cinco años. No en vano, para conseguir la ansiada nominación las películas tienen que hacer campaña, algo que será más complicado debido a que no está previsto que puedan viajar a Estados Unidos, debido a la pandemia.

No obstante, los productores de la cinta, Xabier Berzosa y Olmo Figueredo González-Quevedo, ya se han reunido con el departamento de Festivals and Awards, encargada de la distribución internacional de la cinta, para abordar la campaña de cara a los Oscar. El primer paso llegará el sábado, cuando Netflix estrene La trinchera infinita al otro lado del charco. Este apoyo ayudará en su camino hacia la alfombra roja, aunque sea virtual, dado que aún no se conoce cómo será la gala. "Que la película esté en Netflix ayudará en la campaña. Es una plataforma con acceso a millones de personas y permite que el foco se ponga sobre ti y que la película entre en el juego. Todo cuenta para que la película saque ruido", elucubró Arregi.

A sus responsables les queda seguir trabajando con La trinchera infinita, mientras profundizan en otros proyectos que tienen sobre la mesa. Y piensan que esta preselección ayudará a que alguna de esas ideas salga adelante. Para saber si la cinta vasca es nominada: el 9 de febrero se publicará la Shortlist y el 15 de marzo, se conocerán todos los candidatos. Por ahora, toca esperar.