Artista catalán

Albert Pla: "Cualquiera que escriba un libro bélico es un pacifista de corazón"

Ha comenzado el curso escolar con un nuevo libro: 'España en guerra'. Desde su pupitre, su obra actúa como observadora internacional de aquel 1 de octubre de 2017

12.10.2020 | 01:04
Albert Pla: "Cualquiera que escriba un libro bélico es un pacifista de corazón"

bilbao – Albert Pla no lo hace para dar respuestas, pero sí como novela válida para reflexionar sobre una posible llamada de socorro del gobierno español tras una declaración unilateral de independencia de Catalunya. El secuestro de un símbolo sagrado de los USA empeorará las cosas en la trama.

Lo hace en la novela, pero ¿usted nominaría al rey Felipe VI Nobel de la Paz, como han hecho a Trump?

—Si los del Nobel se lo dieron a Obama que en su discurso, al recibir el premio, dijo que la guerra a veces es necesaria para mantener la paz, se lo pueden dar a cualquiera, ¿no?

En su libro España pide a USA que invada Catalunya. ¿Si aquella real fragata española tuvo un Piolínrotulado, la yanqui del libro a quién muestra?

—A los malos. Lo que pasa es que en las películas siempre les vemos como los buenos. Van vestidos de buenos, pero son los malos. Pregúntales a los que han sufrido al ejército norteamericano.

Los catalanes toman como rehén a una botella de Coca Cola de 1953, "símbolo de libertad y democracia en Europa".

—Es la verdad, ¿no?

Sí, claro, lo dice un libro que ha escrito usted. Y lo dice la tele

—¡Pues eso! Es la verdad, rigor histórico.

Su editorial estima que "no existe mayor acto de libertad que la sonrisa".

—¿Y esta frase ridícula? No la escribí yo... Hay que reconocer que son simpáticos los de la editorial Desacordes. Son atípicos, una perla.

Le debe una a Fermín Muguruza.

—Sí, porque él me los recomendó.

Los niños y los borrachos dicen la verdad. ¿Albert Pla también?

—Yo no estoy para decir la verdad al mundo. No nací para eso.

El 'Comando de los locos' estadounidense que protagoniza su novela asegura que "las catalanas tienen prohibido depilarse" y es motivo "para no violarlas".

—Esto está en todas las americanas de soldaditos, también en las de Brad Pitt, y lo dicen de sus enemigas. De pronto sale una musulmana muy guapa que está en contra de los musulmanes, y esa sí que se depila.

No deja títere con cabeza. Muere asesinada la mayoría de políticos del Estado. ¿Pujol muere colgado al estilo Musolinni?

—Yo quería cepillarme a los poderosos españoles y para poder hacerlo antes me tenía que cepillar a los catalanes porque si no los españoles se enfadan. ¿Sabes?

Solidario, no olvida el caso de Altsasu en la novela. ¿Qué opina de que el Granada despidiera a su portero Etxebarria por vestir una camiseta de apoyo a los condenados?

—Lo de Alsasua es increíble, como lo de Valtonyc o las hostias que se dieron en Catalunya. Al parecer, los fachas somos nosotros. Sí, sí, en Alsasua son fascistas de toda la vida.

Otra cita del libro es: "Los hospitales españoles son la primera causa de mortalidad en España".

—Eso es cierto. ¿No?

¿"La droga mata si sobre todo la toman los soldados americanos"?

—Yo abogo ya que están sacando catálogo de películas machistas y racistas, dejemos de admirar tanto a Apocalipsy Now. En ella, unos drogadictos americanos matan a personas inocentes, le dan un Oscar y todo el mundo aplaude con las orejas.

"China es el país comunista más capitalista del mundo", escribe.

—Mucho criticar al comunismo, pero el país más capitalista del mundo es uno comunista. Alucinante que no se den cuenta.

Díganos la fuente que investigó para afirmar que el FBI ha descifrado que M. Rajoy hace referencia en los papeles de Bárcenas a Mariano Rajoy. ¿Qué pruebas tiene?

—Publicada la novela, la CIA mandó una carta que había descubierto que Mister X era Felipe González, esto no me lo he inventado yo.

La novela está dividida en 44 capítulos. ¿Por qué el título de cada uno de ellos es un spoiler?

—Es más fácil escribirlo así.

En la novela los diputados de VOX acuden al Congreso con pistola "por prudencia". ¿Por qué no van armados de argumentos fidedignos?

—Ya estuvieron a punto de ir armados. Pronto podrían hacerlo.

Y, ¿armados de argumentos?

—¿Para qué argumentos, si van al Parlamento?

Ha admitido que nunca ha leído a Reverte, pero le califica como "mojantitas sesudo".

—Tengo tres escritores españoles favoritos: Corín Tellado, Pérez Reverte y Marcial Lafuente Estefanía. ¡Son los tres mejores!

Gabriel Rufián le hizo una entrevista y me pareció usted el Pla más cabal nunca visto. ¿Se dejó el personaje en casa?

—Es que no sabía a qué iba. Si lo hubiera sabido hubiera contestado otras cosas.

Es decir, ¿usted es muy listo haciéndose el tonto?

—Yo no creo que me haga el tonto. Lo que sí creo es que muchos se hacen los listos.

En 'España en guerra' el Opus Dei es condenado. ¿Qué se le imputa?

—De todo, ¿no?

En su libro sí

—No te extrañe que salga toda esa mierda el día menos pensado.

Grabó un 'Resistiré' único. ¿El peor de cuantos se han hecho?

—Eso intentaba. Estaba hasta los cojones de que todos me la mandaran en el confinamiento. No sé por qué no se hizo famosa la de La Polla Records: "Si la espichas y te enterramos, enterrador con guantes higienizados". Es más ilustrativa de la pandemia.

Protege mucho a Euskadi en el libro.¿No es tierra hostil para nadie?

—Con los vascos, euskaldunes, navarros€ no sé cómo cojones llamaros para no ofender, intento no meterme.

¿Por qué?

—Porque me tratáis tan bien

Sorprende leer el título 'España en guerra' y que usted escriba sus libros en castellano, aunque los traduzca luego al català.

—Me es más sencillo en castellano, según qué cosas. No hay problema, luego los traducimos al catalán.

Aborda sin cortarse todos los horrores de las guerras (matanzas de niños, violaciones, religiones), pero también hace reflexionar que esos tópicos en manos de los estadounidenses son realidad diaria del mundo cada día.

—Cualquiera que escriba un libro bélico es un pacifista de corazón.

Pero, ¿esos tópicos son verdad?

—Nos parecen ya normales hasta que en un batallón de cinco el experto en ordenadores es justo un chino.

Oiga, que en la novela es vietnamita

—Es igual, esos que tienen los ojos estirados. ¡Un puto charly!